Tag Archives: Rayma

Usted es mercancía ya negociada

Para el que tiene buen olfato, el culo siempre queda demasiado arriba. Siento la nariz saturada hasta el punto de casi estar insensible al hedor de la conspiración. Ni siquiera los aireados pasillos que flanquean el hemiciclo de la Asamblea logran despejar el aletazo fétido de la traición. El estancamiento de nuestras esperanzas como país se puede otear en el ambiente bajo el olor del plomo y lacrimógenas. No tengo certezas, pero sí corazonadas. También tengo “gente”. Desde adentro y desde afuera, mucho periodista, mucho político, mucho intelectual, mucho amigo, comenta escondido tras el trago, lo que siente, piensa y a veces hasta lo que sabe, y a diferencia de tanto articulado comentarista de los medios, lejos de decir lo que dicen todos –no sin antes hacer un recuento histórico, como si repasar la cagada que pusimos nos fuera a exorcizar del fantasma que nos tiene presos–, dicen otra cosa. Lo que dicen, lo dicen encapillados, porque es lo que casi nadie se atreve a decir. Lo mismo que yo creo sentir y saber: Nos vendieron.

Entonces su dolor y el de la familia venezolana se ha hecho susceptible de regateos de mercado y de las rebatiñas desprolijas de los bachaqueros de la miseria humana, que en este caso son sus propios representantes electos. Mientras familias enteras pasan hambre, niños mueren en los hospitales y padres de familia son asesinados a sangre fría por ejercer su legítimo derecho a la protesta pacífica, la agenda que se está empujando no es la sacar al presidente y tomar el poder de manera inmediata para implementar los dolorosos correctivos necesarios para superar la crisis. La verdad es que nadie quiere tomar las riendas del caballito brioso que de tanto dar, terminó por reventarse. Nadie quiera sentarse en el cojín apestado con los gases corpóreos del mórbido obeso en la silla de Miraflores. Nadie quiere tomar este perol viejo para tratar de hacerlo volver a funcionar. Al menos no “por ahora”. Por ahora es mejor tomar opciones blandas, half measures y correr la arruga. Para asegurarse quién sabe que dádivas contractuales. Quién sabe que causas legales remendadas. Quién sabe que cambures manipulados por los genetistas de la política nacional. Así, ante la vista apacible de los lagos artificiales –o de la cancha de Polo–, bajo cocoteros como los nuestros –pero extranjeros– entre aromáticos vinos de cosechas inaccesibles, los rones más amaderados del Caribe y whiskys de añadas ancestrales, las cabezas de los venezolanos se sirven en bandejas plateadas para ser disfrutadas como exóticos condumios.

Usted y yo somos mercancía ya negociada y llevamos en la frente un numerito que indica, entre otras cosas, la fecha en que caducaremos, ya sea por enfermedad –que no podremos tratar–, hambre –que no se saciará–, tiro, puñalada o arresto cardíaco producto de alguna arrechera mal administrada. También corremos el riesgo de caducar como ciudadanos de nuestra nación, y tengamos que sufrir las indignidades del exilio forzado y los desamores de pelar bola lejos de tus amigos y familiares como cualquier fugee. No quiero ni empezar con las ciertas posibilidades de una secesión que acabe con el país tal y como lo conocemos.

Este es mi parecer y es lo que me dice la cabeza –también el corazón–. Una cosa. No deje de actuar en pro del objetivo, porque es sano y las cosas, en la vida –y en la política–, cambian todos los días. Vaya y confirme su firma, pero vaya a sabiendas de que, por lo pronto, lo que va a hacer es validar la entrada de Aristóbulo a la historia republicana –de una república perdida–.

Espero, luego de este ejercicio expiatorio, los comentarios sobre “cuanto daño estoy haciendo al decir esto”, pero –y esto lo escuché por ahí y se me quedó pegado como un chicle– pienso que el que crea que la ciudadanía es demasiado inmadura para enfrentar la verdad, es demasiado inmaduro para asumir la política. La verdad siempre te hará libre. Me rehúso a permitir que otros negocien con lo que es mío y aunque ya esté facturado, aún me siento libre.
¿Tú qué?

Cesar Oropeza

Derechos de publicación cedidos por el autor a InfoVzla.

El Universal la despide

Tal Cual Digital. 18 septiembre 2014

Entradilla:

La caricaturista Rayma Suprani ingresa a la lista de los periodistas y columnistas suspendidos de sus labores en uno de los diarios de mayor seriedad, y que, desde el cambio de propietario ha mantenido una línea editorial “cuidadosa”. Su despido habría sido motivado por la caricatura de la edición de este miércoles.

10678810_10152673774503326_5823954840844835705_n

La excusa de los nuevos propietarios de este periódico sería la caricatura publicada este miércoles, en la cual ilustra la situación del sector salud en Venezuela, empleando la firma del fallecido expresidente Hugo Chávez.Siguen los despidos en el diario El Universal. Este miércoles se conoció, de manera extraoficial, que la caricaturista Rayma Suprani habría sido notificada del cese de sus labores en este diario. Rayma Suprani habría sido notificada del cese de sus labores en este diario.

La artista, reconocida como una de las mejores caricaturistas del país, con una larga trayectoria en la pintura entre otras actividades, aclarará acerca del incidente este jueves en el espacio informativo matutino de César Miguel Rondón, por Exitos 99.9.

 

 

Fuente: Tal Cual Digital

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=107943&tipo=AVA

Acceso verificado el 18 de Septiembre de 2014.

Derechos de publicación cedidos por Tal Cual Digital para InfoVnzla.

#infoVnzla

@infoVnzl

 

 

Contenido relacionado:

 

La caricatura por la que Rayma fue despedida…

 

https://twitter.com/raymacaricatura/status/512391750707867648

 

 

A MEETING WITH RAYMA

An infovnzla special dossier by Paula Cadenas Infovnzla-Published on May 19, 2014

Drawing, a job for the brave

Rayma

On May 6, a sunny Spring Sunday, I went with my small family to an exhibition of cartoonists in Montpellier, France. The appointment was in a particular and controversial building called “Pierresvives” (Living Stones), recently built on the outskirts of the city to give patrimonial life to the land of the excluded. It’s an exceptional art building designed by Zaha Hadid, an ‘Anglo-Iraqi’ architect, and her group, whose miscegenation extends to all her work and seeks to communicate deconstructing structures. Its main goal: storing heritage files, a huge athletic department, but also to offering all kinds of wonderful material for consultation to communities in need and with the best infrastructure.

Rayma1

With this background designed by a woman for the memory and the exercise of being a first world citizen we came across Venezuelan cartoonist Rayma Suprani. I believe that all of us who have suffered Venezuela’s daily basis, including the last fifteen years, feel that she’s a close friend. Every day she has tried to disassemble and dismantle ideas, clichés and news with wit and humor. Her work could perhaps register as Zaha Hadi’s in deconstructionism, only that that of the cartoonist’s is in the register of the small, the day-to-day and ‘minor’. And not only a few of us have wondered about that talent to synthesize in an image the news, reflection, knowledge and also to do it with humor. More than once I heard someone ask at home or in the office, “but how does she accomplish it?” Not being able to imagine her imagination. Now that I think about it, proximity has been built from her caricatures and those amazing gifts that she gives us everyday. Perhaps her face was until not long ago less recognizable than her stroke. Then I venture to believe that she, like many other workers, has gained strength and authority, and —as her creations— she has been reaffirmed as the conflict in Venezuela progresses. In the last fifteen years we have seen appear the character known as Rayma.

Rayma2

And that day we went to the famous cartoonist’s meeting to hug this tenacious fighter with brush, paper and pencil; not particularly for the event or the subject itself. However, once we were there we discovered that the meeting “L’Herault trait libre 2014”, was dedicated not only to women that are victims but also active protagonists. And what better than this sharp form of art to capture that dual approach?

Rayma3

 

Once inside, we were immediately surprised by the way we were received: On one end cartoonists drawing febrile dedications, and on the other two women are busy spreading black and red lines over an immense white surface. One is from Tunisia and says that she has recently discovered the democratic opening; the other one is from Venezuela, who strives to show the autocratic stubbornness that has been encircling the country. Packages of black markers are scattered and two bodies are struggling.

Rayma4

There the two of us, a pair of Venezuelans exiles, refugees for over four years found Rayma and for the first time felt a different kind of reunion. Not only of feelings, but of other countrymen suffering the same. The tragedy between from here and from there, and that is not suffered the same way. From this moment I keep and thank Rayma for her huge hug, her energy, and that exhibition deserves, I think, a different article.

Rayma5

I can anticipate that it’s not over yet and that they have dedicated a great exhibition space for the persecution and death threats that Rayma has suffered in Venezuela, as well as for the support campaign led by Amnesty International. The meeting was enthusiastic and precipitated, we said goodbye the next day at the train station; around a coffee table we enunciated ideas and projects, eager to continue doing things. We hugged knowing that in the face of such barbarity you get a little restless, or rather wanting to be. She was going to Barcelona, ​​Paris and then back to Venezuela. In every corner there’s a friend waiting doing something, taking pictures, newspaper clippings, translating, writing, struggling as if wanting to stop what happens, record it and report it anyway.

http://cartoons.arte.tv/rayma-suprani-venezuela/ (in spanish)

Rayma6

Each of these initiatives by cartoonists not only stays in this corner of Pierresvives. Exchanges, press conferences and exhibitions are promoted by an organization lead by Plantu, a cartoonist who is an institution in France, “Cartooning for peace” / Dessins pour la paix “, which was created in 2006 at the UN headquarters during Kofi Annan’s period in office as Secretary General, after two days of conferences that aimed for “unlearning intolerance”. Much work around the world has been done since then, displays and the multiplication of public demonstrations.

Rayma7

A few days later, during her visit to Paris, Rayma would learn that the documentary that tells the life of 12 cartoonists from New York to Caracas to Moscow was selected to be showcased and promoted at the Cannes Film Festival this year.

Rayma8

Yes, the documentary by Stéphanie Valloatto, “Caricaturistes, fantassins de la démocracie” (Cartoonists, infantrymen of democracy) focuses on ways to follow the censorship and ways of breaking freedom of speech in countries such as Russia and Venezuela among others. And the film about these particular postmodern heroes —that seem more organized than any political institution— is part of the official selection.

She, the contemporary journalist, passionate cartoonist for Venezuela’s newspaper El Universal —who has been harassed mercilessly and has received the supported from an Amnesty’s campaign— is in Cannes today. The rest has been hectic for her, perhaps as the unfortunate escalation of violence gripping the country. In fact, just as her character, her work seems to gain strength, and at this time she is developing a series of tarot cards full of deconstructive force of this history of ours and, I think, it will remain in our memory.

Rayma9

Rayma10

This May 18, a month later, she has returned to the Mediterranean sunshine through the front door, and for a few minutes of her days, which are also a part of ours, she’ll be there in the Cannes Film Festival. Just a few days ago, amid this fast coming and going, Rayma Suprani, with an openly and decided face and stride, always generous with that particular shyness, left a note on Facebook (May 12, 2014). And even without being able to imagine how Rayma’s days are like, with this passage we end, or even better, seek to open the tribute that infovnzla dedicates to her today, accompanying her in this righteous battle for freedom:

post_raimaEN

The card shows us today the road to the red carpet …

10337710_10202855924013596_4295636931064426703_n

 

Original Source: Cadenas, Paula “A meeting with Rayma”. May 19, 2014.

Produced by #infovnzla

@ infoVnzl

Art. en español, en français 

“Un encuentro con Rayma”

Dossier especial de infovnzla por Paula Cadenas Infovnzla- Publicado el 19 Mayo, 2014

dibujar, trabajo de valientes

Rayma

El 6 de abril, soleado domingo de primavera, asistí con mi pequeña familia a una exposición de caricaturistas en Montpellier, Francia. La cita era en un particular edificio, “Pierresvives” (literalmente piedras vivas), polémica obra recientemente construida para dar vida patrimonial a esas tierras de excluidos a las afueras de la ciudad. Excepcional edificio de vanguardia concebido por el grupo de Zaha Hadid, arquitecta ‘anglo-iraquí’, cuyo mestizaje se extiende a todo su trabajo, y busca comunicar deconstruyendo estructuras. Su objetivo: acoger los archivos patrimoniales, el enorme departamento de deportes, pero también el de extender maravilloso material de todo tipo para la consulta a comunas necesitadas y con la mejor de las infraestructuras.

Rayma1

Bajo este fondo pensado por una mujer para la memoria y el ejercicio ciudadano de primer mundo sucedió el encuentro con la filosa caricaturista venezolana Rayma Suprani. Creo que de ella nos sentimos amigos cercanos todos los que hemos padecido la cotidianidad venezolana, y ya desde hace más de quince años. Día a día ha intentado desmontar y desarticular ideas, clichés y noticias con ingenio y humor. Su obra podría acaso inscribirse como la de Zaha Hadi en el deconstruccionismo, sólo que la de ella, la de la caricaturista se encuentra en el registro de lo pequeño, cotidiano y ‘menor’. Y no pocos entre nosotros nos hemos preguntado sobre ese talento para sintetizar en una imagen la noticia, la reflexión, el conocimiento y además para hacerlo con humor. Más de una vez oí en mi casa o en la oficina decir: “pero ¿cómo es que lo logra?” Sin conseguir imaginarnos su imaginación. Ahora que lo pienso la cercanía se ha construido a partir de sus caricaturas, de esos sorprendentes obsequios cotidianos. Acaso su rostro era hasta hace poco menos reconocible que su trazo. Me aventuro a creer entonces que también ella, como muchos trabajadores, ha ganado fuerza y autoridad, y -como sus creaciones- se ha ido reafirmando a medida que el conflicto en Venezuela avanza. En los últimos quince años, hemos visto pues aparecer también el personaje de Rayma. Rayma2

Y ese día fuimos al célebre encuentro de caricaturistas para darle un abrazo a esta tenaz batalladora de pincel, papel y lápiz y no particularmente por el evento ni la temática en sí. Sin embargo, ya estando allá, descubrimos que el encuentro, “L’Herault trait libre 2014”, estaba dedicado a la mujer, mujeres víctimas, pero también activas protagonistas. Y ¿qué mejor que este filoso arte para extender esa doble mirada?

 

Rayma3

Una vez adentro, nos sorprende de inmediato la recibida: a un extremo, caricaturistas febriles dibujan dedicatorias, al otro, dos mujeres se afanan en poblar de trazos negros rociados de rojos una inmensa superficie en blanco. Una es de Tunes, quien afirma descubrir apenas la apertura democrática, la otra es de Venezuela, quien se afana por hacer ver la cerrazón autocrática que ha ido cercando al país. Paquetes de marcadores negros dispersos y dos cuerpos se afanan.

Rayma4

Allí localizamos a Rayma, nosotros, par de exilados venezolanos, refugiados desde hace más de cuatro años sentimos por la primera vez otro tipo de reencuentro. No sólo el de los afectos, sino el de coterráneos que sufren distinto lo mismo. La tragedia entre el desde aquí y el desde allá, y que no se padece igual. De este momento guardo y agradezco el abrazo enorme de Rayma, su energía, y esa exposición merece, creo, un artículo aparte.

Puedo adelantar que aún no clausura y que le han dedicado un buen espacio de la exposición a la persecución que ha padecido Rayma en Venezuela, las amenazas de muerte y de la campaña en su apoyo que llevó Amnistía Internacional. Fue entusiasta y precipitado el encuentro, nos despedimos al día siguiente en la estación de tren; en torno a un café enunciamos ideas y proyectos, con muchas ganas de seguir haciendo. Nos estrechamos sabiendo que frente a tanta barbarie te haces un poco incansable, o más bien deseando serlo. Se iba a Barcelona, a París y luego volvía a Venezuela. En cada rincón la esperaba y espera un amigo haciendo algo, tomando fotos, pegando recortes, traduciendo, escribiendo, afanados, como queriendo detener lo que sucede, registrarlo y denunciarlo al menos.

http://cartoons.arte.tv/rayma-suprani-venezuela/

Rayma6

Cada una de estas iniciativas de caricaturistas no se queda allí en este rincón de Pierresvives. Intercambios, ruedas de prensa, exposiciones son promovidas por una organización que lidera Plantu, caricaturista que es institución en Francia, “Cartooning for peace”/Dessins pour la paix”, y que fue creada en 2006 en la sede de la ONU, en la época de Kofi Annan, después de dos días de nutridas conferencias con el objetivo de “desaprender la intolerancia”. Mucho trabajo mundial desde entonces, de muestra, la multiplicación de manifestaciones.

Rayma7

Unos días más tarde Rayma se enteraría, ya estando en París, que el documental que cuenta la vida de 12 caricaturistas desde Nueva York, pasando por Caracas hasta Moscú fue seleccionado para ser exhibido y promovido en Cannes este mismo año.

Rayma8

Sí, el documental de Stéphanie Valloatto, “Caricaturistes, fantassins de la démocracie” se centra en seguir las formas de censura y de ruptura de la libertad de expresión en ciertos países, Rusia y Venezuela entre otros. Y el film sobre estos particulares héroes postmodernos nuestros –que parecen organizarse mejor que cualquier institución política- forma parte de la selección oficial. Resulta además que ella, la periodista contemporánea, caricaturista por pasión del periódico El Universal en Venezuela –perseguida a muerte y apoyada por campaña de Amnistía- se encuentra en Cannes hoy. Lo demás ha sido vertiginoso para ella, acaso como la lamentable escalada de violencia que padece nuestro país. De hecho, su trabajo parece cobrar fuerza como su personaje, y desarrolla en este momento una serie de cartas del tarot cargada de fuerza deconstructiva de esta historia nuestra y que creo permanecerá en la memoria.

Rayma9Rayma10

Este 18 de mayo, un mes más tarde ha vuelto al sol del Mediterráneo por la puerta grande, y allí en el Festival de Cannes aparecerá unos minutos de sus días, que son también una parte de los nuestros. En medio de este vertiginoso ir y venir, justo hace unos días, Rayma Suprani, ya con rostro y paso abiertamente decidido, siempre con esa particular timidez generosa, dejaba caer una nota en Facebook (Mayo 12, 2014). Y sin poder imaginarnos aún cómo son los días de Rayma, con este pasaje cerramos o mejor, buscamos abrir el homenaje que infovnzla le dedica hoy, acompañandola en esta, su íntegra batalla por la libertad:

La carta que nos echa hoy camino a la alfombra roja…

10337710_10202855924013596_4295636931064426703_n

Fuente Original: Cadenas, Paula.”Un encuentro con Rayma”. 19 de mayo 2014.

De Paula Cadenas para #infovnzla / @infoVnzl #

 Traducción de esta crónica al inglés

 Traducción de esta crónica al frances