Tag Archives: Maria Corina Machado

Usted es mercancía ya negociada

Para el que tiene buen olfato, el culo siempre queda demasiado arriba. Siento la nariz saturada hasta el punto de casi estar insensible al hedor de la conspiración. Ni siquiera los aireados pasillos que flanquean el hemiciclo de la Asamblea logran despejar el aletazo fétido de la traición. El estancamiento de nuestras esperanzas como país se puede otear en el ambiente bajo el olor del plomo y lacrimógenas. No tengo certezas, pero sí corazonadas. También tengo “gente”. Desde adentro y desde afuera, mucho periodista, mucho político, mucho intelectual, mucho amigo, comenta escondido tras el trago, lo que siente, piensa y a veces hasta lo que sabe, y a diferencia de tanto articulado comentarista de los medios, lejos de decir lo que dicen todos –no sin antes hacer un recuento histórico, como si repasar la cagada que pusimos nos fuera a exorcizar del fantasma que nos tiene presos–, dicen otra cosa. Lo que dicen, lo dicen encapillados, porque es lo que casi nadie se atreve a decir. Lo mismo que yo creo sentir y saber: Nos vendieron.

Entonces su dolor y el de la familia venezolana se ha hecho susceptible de regateos de mercado y de las rebatiñas desprolijas de los bachaqueros de la miseria humana, que en este caso son sus propios representantes electos. Mientras familias enteras pasan hambre, niños mueren en los hospitales y padres de familia son asesinados a sangre fría por ejercer su legítimo derecho a la protesta pacífica, la agenda que se está empujando no es la sacar al presidente y tomar el poder de manera inmediata para implementar los dolorosos correctivos necesarios para superar la crisis. La verdad es que nadie quiere tomar las riendas del caballito brioso que de tanto dar, terminó por reventarse. Nadie quiera sentarse en el cojín apestado con los gases corpóreos del mórbido obeso en la silla de Miraflores. Nadie quiere tomar este perol viejo para tratar de hacerlo volver a funcionar. Al menos no “por ahora”. Por ahora es mejor tomar opciones blandas, half measures y correr la arruga. Para asegurarse quién sabe que dádivas contractuales. Quién sabe que causas legales remendadas. Quién sabe que cambures manipulados por los genetistas de la política nacional. Así, ante la vista apacible de los lagos artificiales –o de la cancha de Polo–, bajo cocoteros como los nuestros –pero extranjeros– entre aromáticos vinos de cosechas inaccesibles, los rones más amaderados del Caribe y whiskys de añadas ancestrales, las cabezas de los venezolanos se sirven en bandejas plateadas para ser disfrutadas como exóticos condumios.

Usted y yo somos mercancía ya negociada y llevamos en la frente un numerito que indica, entre otras cosas, la fecha en que caducaremos, ya sea por enfermedad –que no podremos tratar–, hambre –que no se saciará–, tiro, puñalada o arresto cardíaco producto de alguna arrechera mal administrada. También corremos el riesgo de caducar como ciudadanos de nuestra nación, y tengamos que sufrir las indignidades del exilio forzado y los desamores de pelar bola lejos de tus amigos y familiares como cualquier fugee. No quiero ni empezar con las ciertas posibilidades de una secesión que acabe con el país tal y como lo conocemos.

Este es mi parecer y es lo que me dice la cabeza –también el corazón–. Una cosa. No deje de actuar en pro del objetivo, porque es sano y las cosas, en la vida –y en la política–, cambian todos los días. Vaya y confirme su firma, pero vaya a sabiendas de que, por lo pronto, lo que va a hacer es validar la entrada de Aristóbulo a la historia republicana –de una república perdida–.

Espero, luego de este ejercicio expiatorio, los comentarios sobre “cuanto daño estoy haciendo al decir esto”, pero –y esto lo escuché por ahí y se me quedó pegado como un chicle– pienso que el que crea que la ciudadanía es demasiado inmadura para enfrentar la verdad, es demasiado inmaduro para asumir la política. La verdad siempre te hará libre. Me rehúso a permitir que otros negocien con lo que es mío y aunque ya esté facturado, aún me siento libre.
¿Tú qué?

Cesar Oropeza

Derechos de publicación cedidos por el autor a InfoVzla.

Un país riesgoso

“Nosotros sabemos que construir una revolución con un presidente como Nicolás Maduro es complejo pero no es imposible” Estudiante de bachillerato.

Los camarógrafos erraron al enfocar a Nicolás tras la frase. Al fondo alguien cubría su rostro, por un estornudo o una sonrisa. Qué importa. El chamo imitaba la gestualidad del finado, sus tonos y pausas; incluso el mensaje de la fe versada en el ánimo del pueblo antes que en las competencias del Presidente. No lo culpo, de hecho pareciera que el estilista de Nicolás eligió un tono distinto para su copete, una suerte de negro azulado que hacía más artificial el contraste con su maquillaje, y su gesto de incomprensión ante la frase del muchacho, como cuando leyó el famoso tuit de “Chúpalo”.

Hoy me entero que el 9 de marzo se sumó a las efemérides locales como el día del antimperialismo. Eligieron el Panteón Nacional para conmemorarlo, con la espada de Bolívar como parte de la escenografía y el horario exacto de la intervención de María Corina Machado en la Asamblea Nacional; quien aseguró que la renuncia de Nicolás es la forma más expedita para lograr el cambio, que el propio chavismo pide su dimisión y justo por eso renunciará.

Maximiliam, come home!
En las redes, el país era otro; sorteando entre un supuesto audio donde Jordán Rodríguez, presidente de VTV, se queja por una pauta impuesta de madrugada y el maltrato de militares; y un video de Juan Barreto denunciando una agresión ante policías brasileros, solo porque le preguntaron si viajaba con dólares Cadivi.

Nicolás habló de “disparar” decisiones, de las revoluciones triunfantes del siglo XX; exaltó la ruta armada, a Fidel, Cuba, Raúl. Alabó los días en los que Venezuela pudo costear la creación del Alba, Petrocaribe y Unasur, todo en pasado, todo gracias al finado. Lo único relevante del discurso: ordenar el retorno de Maximilian Arveláez, encargado de negocios en Estados Unidos. Juraría que Arveláez hizo un puchero. De resto, anunció un plan especial para denunciar el decreto a nivel internacional, como si el propio Raúl Castro no pudiera adelantar conversaciones en la histórica visita que hará Obama a Cuba el 20 de marzo.

Cambio de nomenclatura
Para Miguel Pérez Abad, estamos en el mejor momento para la expansión del mercado interno, avalada por “la fortaleza económica de la actualidad”. La esperada modificación cambiaria puede resumirse como un cambio de nombres y un tipo de cambio menos. El control de cambio no será desmontado, seguirá con los acupunturistas de divisas asegurando agujas para sus mejores espaldas.

El Convenio Cambiario N° 35, que entra en vigencia este jueves 10 de marzo, establece que el Cambio Protegido (Dipro) comienza en 10 bolívares y aumentará progresivamente. El Cambio Flotante (Dicom), fluctuará a partir de 200 bolívares, “según la dinámica económica del país”.

Las tres preguntas que permitieron a la prensa fueron inútiles. Faltaron demasiados detalles sobre lo que la mayoría quería saber: cupos viajero, electrónico y efectivo; montos asignados para cada rubro o si la banca pública seguirá siendo la única operadora cambiaria. Seguiremos con tres tipos de cambio: los dos oficiales con nombre nuevo y el paralelo, el gran regente de las transacciones cotidianas.

Firmas, apoyos y riesgos
El alcalde Carlos Ocariz informó que este fin de semana iniciarán recolección del 1% de las firmas que se necesitan para hacer la solicitud del referéndum revocatorio al Consejo Nacional Electoral. Entregadas estas firmas, el CNE debe organizar la recolección del 20% de firmas que demanda el método, estableciendo los días para firmar. Aseguró Ocariz que ya están organizados y preparados para este proceso, pues en su criterio, el revocatorio es la mejor herramienta para el cambio del gobierno porque la ciudadanía puede participar. Recordó el alcalde que este sábado 12 de marzo habrá una manifestación para apoyar la ruta de cambio propuesta por la Mesa de la Unidad Democrática.

Por su parte, los parlamentarios miembros de la Comisión de Política Exterior, informaron que será el 15 de marzo cuando se reunirán con Luis Almagro, secretario general de la OEA, en Washington. La ocasión servirá para ponerle en contexto sobre la situación política y social de Venezuela, entregar la carta para solicitar formalmente la activación de Carta Democrática a Venezuela y explicar la importancia institucional que tiene para la OEA y la región, apoyarles en esta causa. Cobra sentido en un día en el que se divulgó un mapa sobre riesgos políticos para el 2016, que indica que Venezuela representa para los inversores, el mismo riesgo que hacerlo en Siria, Irak, Corea del Norte o Afganistán.

¿Las razones? Niveles de inseguridad, inestabilidad política e incertidumbre, amén de todas las pérdidas que ya han sufrido compañías internacionales en el país a razón de las devaluaciones. Otro logro de Nicolás: Venezuela es el único país latinoamericano que aparece en la lista de riesgo político muy alto; Somalia y Sudán del Sur presentan riesgos menores.


Nicolás apuesta por volver a hacer del decreto de Obama la afrenta que reúna al chavismo a pesar del colapso general que vive la nación. Los anuncios de Pérez Abad confirman que la prioridad de este Gobierno es política, solo desean garantizar su permanencia en el poder, mientras la población padece las consecuencias de su irresponsable, corrupto e ineficaz desempeño. Un detalle: el tono de Nicolás afirmando que si la oposición pudiera, daría hoy mismo un golpe de Estado, no fue de denuncia, parecía un ruego. Me recordó a la niñita del jamón Plumrose.

 

Por Naky Soto Parra

Derechos de publicación cedidos por la autora a Infovzla.

http://zaperoqueando.blogspot.fr/

Un recurso llamado Pérez Venta

VTV anunciaba desde temprano que el programa “En contacto con Maduro 36” traería candentes declaraciones. Después del acostumbrado segmento “Yo sí conocí a Chávez”, Nicolás anunció la creación de un cuerpo de fuerzas tácticas para la paz, llamándolos luchadores de paz (encuentre el error). Así, 6.500 miembros del Frente Francisco de Miranda harán el censo de la Misión Vivienda Venezuela -28, 29 y 30 de agosto- y construirán -no explicó cómo- 10.000 viviendas a nivel nacional.

Hizo un pase para celebrar la llegada de materiales de construcción chinos a un país sin medicinas ni alimentos, que recibió el eufórico general Manuel Quevedo, que minutos más tarde sería nombrado ministro de Vivienda. Asimismo, Eulogio Del Pino será, además de presidente de Pdvsa, el nuevo ministro de Petróleo; siempre en dupla, para no rendirle cuentas a nadie.

Le dedicó importantes esfuerzos guturales al tema de la lealtá (sic), la frase estrella: “Quien traiciona a Maduro, traiciona a Chávez y traiciona al pueblo”, momento en el que Ricardo Sánchez debió apagar el televisor. Volvió a acusar a Álvaro Uribe Vélez de asesino e hizo resumen de todas las versiones que el equipo Goebbels del Psuv ha creado sobre crímenes recientes, para asegurar que han detectado 30 grupos paramilitares de ultraderecha entrenados para asesinar. Conatel no sancionará la zozobra que esto genere en la población.

Entonces Leopoldo
Nicolás asegura tener la grabación de un dirigente opositor que ordenó asesinar a Leopoldo López. Nadie sabe cuándo la revelará. ¿Por qué querían matar a Leopoldo López en febrero de 2014?, preguntó retóricamente. ¡Para crear un clima de caos y enceguecer a los militantes opositores!, respondió de inmediato y añadió: “Yo le salvé la vida a Leopoldo López y Diosdado Cabello le salvó la vida a Leopoldo López. Yo encargué al general Justo Noguera de ir a su entrega judicial, y él lo protegió con su cuerpo, y Leopoldo López le decía: apúrese, sáqueme de aquí, quieren matarme”. Debe ser por eso que han violado sistemáticamente sus derechos humanos y aún permanece en prisión a pesar que ninguno de los testigos citados por la Fiscalía lo ha vinculado con los eventos que le imputan.

De asesino a testigo estrella
Lo mejor del video de la confesión de Pérez Venta es la voz distorsionada del interrogador. El resto parece una burla frente al dilatado introito que le dedicó Nicolás. Pérez Venta responde relajado, no yerra, su movilidad es plena, no hace amagues de recordar, es como si todo lo tuviera a flor de piel. No suda, está erguido, responde con fluidez. La negación de cualquier interrogado que hayamos visto antes.

El foco de su confesión no es Liana Hergueta. El asesino, denunciado como patriota cooperante, habla de los sucesos de 2014 y menciona a María Corina Machado, Leopoldo López, Henrique Capriles, Antonio Ledezma, Richard Blanco, Miguel Henrique Otero, Javu, Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo. Nicolás le cede la palabra a Jorge Rodríguez para que comente el caso. Él habla del odio, su materia eximida y ejercida a plenitud. Afirma que la derecha deshumaniza al contrario hasta convertirlo en enemigo. De pronto olvida términos como pelucones, escuálidos, apátridas o asesinos. Jorge Rodríguez asegura la interpretación política del caso, no la policial.

Menciona también que la pareja de Pérez Venta, Karen Yépez, es una persona de confianza del alcalde Ledezma. Ninguno de los dos habla del nivel de psicopatía de este asesino confeso, sino de los partidos políticos donde militó. El hombre que estafó, violó, asesinó y descuartizó; de pronto es un testigo estrella, cuya confesión es irrefutable.

Nicolás no avisa si detendrá a los mencionados en el video, hila el horror con la lectura de tuits de militantes del Psuv, y confiesa que él maneja personalmente su cuenta. La campaña sigue. Pérez Venta tiene de aquí a noviembre para mencionar a aquellos que no inhabilite la Contraloría, el TSJ o el CNE.

Ayer fue hallado el cuerpo de una joven, aún sin identificar, en Boca de Tigre, estado Anzoátegui. Ella también merece que sus asesinos confiesen ante cámaras y sus palabras sean comentadas por el Presidente y el alcalde del municipio Libertador, ¿no?

Naky Soto Parra

Derechos de publicación cedidos por la autora a Infovzla.

http://zaperoqueando.blogspot.fr/