Tag Archives: crisis en Venezuela

La calle ciega de la ANC

Lo que sigue es un mero ejercicio de análisis especulativo. Considérenlo apenas unos simples apuntes para un análisis posterior, acaso más profundo por parte de algún experto, sobre la compleja y desconcertante crisis venezolana:

A una semana de su instalación, la Asamblea Nacional Constituyente se ha revelado como una jugada de diabólica efectividad por parte del oficialismo, dejándolo en una posición de ganar-ganar. Le sirve de moneda de cambio en una posible negociación, en caso de que las cosas no le salgan bien (al gobierno). De este modo, no tendría que ceder en cuestiones verdaderamente importantes o vitales para su subsistencia.

A largo plazo, la ANC podría provocar una de las condiciones más buscadas por la revolución prácticamente desde el inicio: el aislamiento internacional como consecuencia de una agresión imperialista.

Nada como el aislamiento de un país socialista para asegurar la longevidad de su sistema. Basta con repasar la historia de la URSS en sus comienzos o con observar Cuba y Corea del Norte hoy. Las posibles sanciones a PDVSA anunciadas por Trump, se convertirían en la excusa perfecta para justificar el fracaso de las (inexistentes) políticas económicas de Maduro, haría de las cajas del CLAP, una medida humanitaria heroica destinada a salvar al pueblo de la hambruna a que nos condena el Imperio, y podríamos seguir enumerando excusas similares a partir de aquí para justificar todo tipo de fracasos gubernamentales

Internamente, el anuncio de las sanciones ha contribuido a aglutinar al chavismo en torno a Maduro. Figuras notorias del movimiento revolucionarias y organizaciones de base, han silenciado sus críticas a la ANC para brindarle todo su apoyo al gobierno en vísperas de la agresión imperialista. Pero ya el mismo Marx veía la historia como un proceso dialéctico, cambiante, como el río de Heráclito en el que es imposible bañarse dos veces porque nunca es el mismo. Hoy, las condiciones en Venezuela no son las mismas que en la Cuba del Bloqueo. Ni siquiera se trata de un mismo país. Son dos países con antecedentes históricos muy diferentes. Mientras la historia cubana, de alguna manera, ha sido de sumisión y estabilidad con breves estallidos de violencia, la de Venezuela se caracteriza por una rebelión constante con muy pocos momentos de paz y estabilidad. Hoy, el país atraviesa uno de sus periódicos episodios de convulsión social, agravado por una aguda crisis económica y un nudo gordiano institucional. Las sanciones económicas de TrumpLas sanciones económicas de Trump pudieran tener consecuencias imprevisibles dentro de este contexto. Tanto para el gobierno como para la oposición.

No obstante, ‘money talks’. Sanciones a funcionarios individuales podrían hacer tambalear esta cohesión. Muy anti imperialista y todo lo que tú quieras, pero los ahorros están en bancos del imperio y el Tío Sam es el único cliente que paga por el petróleo venezolano. Sin el chorrito de petrodólares, el gobierno estaría en serios aprietos para mantener la represión, podría desestabilizarse y “pescuezo no retoña, mi general”.

¿Qué puede hacer la oposición ante este panorama? Su problema es que mientras el gobierno juega al ajedrez de la lucha revolucionaria violenta, la oposición se ve obligada a mover sus piezas según las reglas de las Damas Chinas democráticas —la comparación no intenta ser peyorativa: mientras el gobierno pone en marcha complejas estrategias bélicas para aniquilar su enemigo, la oposición debe luchar con la simples reglas del juego democrático si quiere que su triunfo sea reconocido internacionalmente.

La consulta popular del 16 de julio fue la prueba de su talante democrático —seriamente lesionado por el vuelo del helicóptero rebelde o el linchamiento de Altamira— que buena parte del mundo le exige a cambio de su apoyo. Visto los resultados, el mundo hizo sus jugadas: declaraciones de la Unión Europea, discurso de Almagro en el congreso estadounidense, la visita de Santos a Raúl Castro, reprimenda en el Mercosur y, finalmente, el anuncio de Trump.

Pero este éxito, doméstico e internacional al mismo tiempo, encontró a una oposición dispersa, fragmentada y enemistada, consecuencia de otra jugada maestra del gobierno: el otorgamiento de casa por cárcel a Leopoldo López.

¿Resultados? La coalición opositora reaccionó erráticamente al triunfo del 16J y no logró capitalizar el momento a su favor. El radicalismo encontró en el disgusto de los manifestantes hacia sus dirigentes, el caldo de cultivo perfecto para imponer su propuesta de confrontación, lo que contribuyó a dispersar aún más a la masa opositora —no hay mejor prueba que la merma en la asistencia a la marcha del sábado pasado—, a arrojar nuevamente dudas sobre su carácter democrático y sobre la efectividad de sus métodos pacíficos de lucha contra el gobierno. Una agenda y unas acciones violentas que en algunos casos está promovida incluso por el mismo gobierno. Sólo los viejos zorros políticos venezolanos lograron sacar algo de provecho del gobierno, aunque de forma tardía: anunciaron la formación de un gobierno de transición.

Hacia el fin de la semana pasada, la coalición opositora pugnaba por mantenerse unida y en pie, mientras que el gobierno avanzaba avasallante, ciego y letal como una de esas máquinas de muerte, pintarrajeadas y pestilentes que arrollan estudiantes y derriban muros de conjuntos residenciales.

Decía Marx que la revolución era un caballo que avanzaba por los latigazos de la contrarrevolución. No le faltaba razón. Cada vez que la oposición se ha involucrado en un conflicto no democrático, ha emergido más débil y los venezolanos con menos derechos; mientras que el gobierno termina fortalecido, un paso más cercano a su definitiva consolidación totalitaria. Esta semana que apenas inicia, la coalición opositora se enfrenta a la titánica tarea de desentrañar esa paradoja, al mismo tiempo en que, con sus seguidores en contra, debe reagrupar sus fuerzas y lograr un consenso interno para impedir la instalación la ANC.

@mccarlanga, youtube.com/c/CarlosCaridad_Selfiementary

De “la calle” a las ramblas.

Tan solo menos de un día fue suficiente para  que sentado apaciblemente en la terraza de un bar, comiera un bocadillo de butifarra catalana y tomate mientras bebía una “clara”. Tan solo menos de un día tardé para pasar de caminar y correr la “calle” oscura y apestosa a pasear por una rambla limpia, olorosa y sin huecos.

Se dice fácil pero hay que tragar grueso y es que olvidar el olor a gas y el ruido de los bombazos me resulta por ahora imposible.
Colgarme la cámara al cuello, sin sobresalto ni miedo para luego no retratar nuestra tragedia, a ratos me causa vergüenza.

Fueron casi 18 años pateando la calle, gritando consignas, maldiciendo al régimen, aupando la protesta, montando barricadas, tragando gas del bueno, esquivando metras y perdigones y dejando registro de todo lo que podía para que la historia no lo olvidara ni nos olvidara, para que en menos de un día amaneciera en un paraíso terrenal que mi mente había olvidado pudiese existir, donde no hay guerreros ni niños de la calle, ni se come de la basura, donde el agua no falta y la electricidad no se va, donde el super esta lleno y la internet no falla y a ratos me siento culpable.

Culpable de dejar a mi país y a mi gente en su peor momento, con mínimas posibilidades de un cambio, de sentir que mientras ellos enfrentan el “calor” de la batalla yo disfruto de la calidez del verano.
Aquí tengo a parte mi familia querida, que me cuida y mima como a un infante, allá dejo a mi hermana, a mi sobrino, a mis primos y a muchos pero muchos amigos casi que a la buena de Dios y a ratos me siento egoísta y traidor.

Dicen que el tiempo lo cura todo, a veces pienso que no, que la herida es tan grande y profunda que no habrá cura que la sane.
Aquí amanecerá de nuevo y veré, allá amanecerá y veremos  …

Jordi Contreras

Soy joven y no estoy de acuerdo

Por Enrique Peña
Foto: Adriana García

Miren esas caras.

Miren los estudiantes “rodilla en tierra”.

Miren las armas que tienen los guardias. El fusil, los rolos, las bombas…

Miren los rodilleras, los petos, los cascos, las máscaras, los protectores.

Miren las caras de las dos únicas personas que se pueden identificar: la de franela blanca que posee una mirada de miedo, de súplica, de desesperanza, y  la otra chica,  con cara de impresión, de extrañeza, de sorpresa.

Calculen la hora del día, porque fue de día.

Calculen la edad porque son muy jóvenes. Estudiantes unos. Trabajadores otros.

Calculen la fortaleza que hay que tener para, sin nada, enfrentarse a los que tienen todo para doblegar al que se le ponga por delante.

Calculen que en la foto hay apenas unos 10 personajes sometidos. Imagínense la cara de sus padres. Imagínense la cara de sus amigos. Imagínense el terror vivido por estar presos durante varios días. Imagínense todo lo que pasó por la cabeza de estos muchachos.

Piense entonces, por un instante, que mientras ellos están hoy fuera de prisión gracias a la benevolencia de una juez civil, pasaron por todo lo que pasaron por apenas expresar que no estaban de acuerdo. “Somos jóvenes y no estamos de acuerdo”.

¿Se lo imaginó?

Ahora usted, el que está leyendo, colóquese frente al espejo y diga: Soy joven y no estoy de acuerdo.
Aquí en Venezuela, eso al parecer es delito.

22 estudiantes de Maracay no tuvieron la misma “suerte”. En vez de ser evaluados por un juez civil fueron juzgados pour un juez militar, desde ayer están recluidos en cárceles habiendo dicho sólo la misma frase que usted, que los otros diez jóvenes de la imagen:

Soy joven y no estoy de acuerdo.

Ah y vivo en Venezuela.

No se le olvide de decir esto último: Vivo en Venezuela

Los mirones no siempre son de palo…

En los complejos tiempos que se viven en Venezuela los juicios sobre el comportamiento de los ciudadanos se pone a la orden del día. Juzgar primero preguntar después, una práctica recurrente en un país sitiado y desestabilizado.
El vídeo viralizado el día 30 de junio, sobre el apresamiento de los estudiantes por los cuerpos de seguridad filmado por algún trabajador(a) desde la torre del BOD, se vuelve un punto de opiniones sobre los que supuestamente miran sin tomar ninguna acción. 
Nos hacemos eco de la reflexión compartida por Daniel Álvarez en su cuenta de Facebook. 
Una mirada sobre los mirones

 

Daniel Alvarez
Ayer a las 2:48

Voy a compartir un video de los realizados por los “mirones indiferentes detrás del cristal mientras reprimían y apresaban a los estudiantes universitarios de la USB y otras universidades” ( las comillas citándome a mí mismo en otra publicación)
El video me llegó acompañado de la siguiente nota:

” Yo trabajo en esa torre, fui una de esos “mirones” y resulta que como bien dijo sharon, estuvimos encerrados porque no abrían las puertas por medidas de seguridad. TODAS LAS TORRES EMPRESARIALES CIERRAN SUS PUERTAS EN ESA SITUACIÓN (PLANES DE CONTINGENCIA), pero te informo que las personas que ves allí en la foto son las que bajaron a defender a los chamos, gritaron tanto para salir y evitar eso, que la policía comenzó a atacar la torre.

Minutos antes de que cerraran las puertas, logramos resguardar a varios de ellos dentro de la torre (razón por la cual, no podíamos correr el riesgo de que la policía entrara y peinara la torre).

Cuando estás en ese momento de impotencia de no poder salir a hacer algo más comienzas a pensar como puedes contribuir, una de esas respuestas fue el fotografiar y filmar todo para que quedara evidencia de lo que estaba sucediendo e informar por las redes sociales ya que, los medios aún no lo hacían.

Adicional a lo mencionado anteriormente, informo que el personal de seguridad del banco se metió defender a los chamos y también fueron agredidos, eso sin contar que también defendieron a los periodistas que no podían ni acercarse a la zona de tantos gases que había.

El escándalo para poder salir fue tal, que la PNB mandó 3 convoy más a la torre en caso tal de que lográramos salir.
Así como tu no pudiste llegar al sitio ni durante ni después, estando a menos de una cuadra de distancia; imagínate quienes además de todo “el miedo” que podían sentir a la PNB también debían resguardar su lugar de trabajo.

Muchos han criticado a partir de imágenes totalmente tergiversadas y manipuladas, pero la verdad es que pocos fueron los que se apersonaron al lugar de los hechos…

…Bien me conoces y sabes que siempre he salido (no de unos meses para acá) y bastante que he expuesto mi vida desde mi carrera universitaria, hoy día no es la excepción, no hay convocatoria a la que no vaya; y para el conocimiento tuyo y de todos los demás, a las convocatorias vamos la mayoría de los que salen ahí mirando; solo que a diferencia de muchos no nos fotografiamos pues no estamos buscando capitalizar con un cargo a futuro a raíz de estas protestas.

Una imagen lleva más connotaciones de las que puede parecer a simple vista, les encanta decir que cualquier acción suma; ¿pero si la gente lo único que puede hacer es informar y viralizar las imágenes entonces es un indiferente?
Pensemos en sumar y no dividir y siempre tratar de ver todo con objetividad.”

El miedo también es parte de esto y como dice Mari Montes: “Es muy difícil juzgar el miedo de los demás” Mea Culpa

Los escuderos, el retrato hecho por La Nación

El periódico argentino La Nación recoge en un artículo, publicado el 28 de junio, un retrato de los llamados "Los escuderos", jóvenes entre 15 y 25 años que salen a las calles a protestar en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.
Les invitamos a leer su artículo, que completamos con un artículo que también publica La Nación sobre la inspiración de estos jóvenes de las revueltas de Ucrania para construir sus escudos. 
¿Conoces nuestros Retratos de la Resistencia?

Los jóvenes “escuderos” que desafían el régimen de Maduro

Manifestantes de entre 15 y 25 años responden a la la represión con una violencia que a veces les cuesta la vida,Protesta. Manifestantes de entre 15 y 25 años responden a la la represión con una violencia que a veces les cuesta la vida…leer más

Los escudos, inspirados en la revuelta de Ucrania

Muchos venezolanos se protegen de la misma forma que en las protestas en Kiev, entre 2013 y 2014… leer más 

Sanciones contra Venezuela

Se publica en El País, el 30 de junio, un artículo relacionado con la búsqueda de apoyo del Gobierno de los Estados Unidos en Europa para imponer sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro por la grave situación que atraviesa Venezuela. El artículo se amplía con un vídeo publicado en la página Facebook de La Voz de América en el que puede verse la intervención de la representante de Estados Unidos Nikki Haley y su intervención en la ONU.

Artículo de El País:

EE UU busca que Europa se sume a las sanciones a Venezuela

Washington quiere apoyarse en la relación entre Madrid y Caracas para que la UE se una a su programa

Estados Unidos ha iniciado una ronda de contactos con sus aliados europeos para intentar que la Unión Europea se sume al programa de sanciones contra Venezuela. Así lo confirmó este viernes el director de la oficina encargada de la implementación de la política de sanciones del Departamento de Estado, Tarek Fahmy, de visita en Madrid. read more

 

Intervención Nikki Haley, La voz de América en su página de Facebook

Los Derechos Humanos en Venezuela

El día 19 de abril, la fiscal de Venezuela Luis Ortega Díaz, pronunciaba un comunicado sobre la manifestación en su cuenta twitter. ¿Qué ha sucedido en el país luego de este pronunciamiento y más de 56 días de protesta?, bajo este cuestionamiento Carlos Ayala Corao publica en Prodavinci un artículo el 27 de mayo,
En dicho artículo se hace especial énfasis en la situación de desamparo en la que nos encontramos en el país actualmente, una casi total impunidad de los delitos contra los Derechos Humanos “En Venezuela la impunidad de los delitos contra los derechos humanos llega a niveles de 98%. Muy pocos de estos delitos son investigados, menos son imputados, menos aún son acusados, mucho menos aún son condenados en primera instancia y casi ninguno es condenado por sentencia definitivamente firme. Pero esta impunidad es un arma de doble filo, ya que es la razón por la cual el Estado venezolano puede ser condenado por los órganos internacionales por violación de derechos humanos; y al mismo tiempo es la razón por la cual, los funcionarios y autoridades pueden ser sometidos a la justicia universal de cualquier otro Estado o incluso, dado el caso, a la Corte Penal Internacional.”
Desde el Washington Post (Inglés) y LeParisien (Francés) también pueden leerse ecos de esta noticia.
Desde InfoVnzla, además, quisiéramos incluir la agenda urgente que sobre los derechos humanos ha establecido Provea, podéis consultar todas las acciones aquí.
Actualización 03 de junio de 2017

Actualización 29 de junio

La BBC comparte un desgarrador artículo sobre las graves denuncias de torturas que se viven a posteriori de las detenciones en las protestas…

Actualización 01 de julio

El periódico francés Le Monde publica un artículo en el que se destaca la Promoción realizada por el presidente Nicolás Maduro del General Gustavo González López, incluso cuando éste último es sospechoso de cometer actos de violación de derechos humanos en sus procedimientos…

Desde InfoVnzla decimos, Ojo Pelao con esta noticia.

Historias de camionetica

Por Iván Niño

Hoy luego de una reunión de trabajo tuve que desplazarme en una camionetica a La Castellana, al montarme, había un buen número de pasajeros (calculo que unos 8) hablando pestes del Gobierno y sus marramucias, incluyendo la trampa de la constituyente, incluso se montaron varias señoras mayores (a las que se les dificultó subirse a la camionetica por lo alto del escalón de entrada) y la reacción acerca de la imbecilidad por tener las estaciones de Metro cerradas en una zona donde no estaba pasando NADA fue unánime.

Luego, tomé un taxi hasta Plaza Venezuela, el taxista, fue igualmente severo en su apreciación hacia el gobierno y finalmente en el viaje en Metro desde Zona Rental a Caricuao, no solo estuvimos 30 minutos detenidos allí, sino que todas las conversaciones a mi alrededor fueron igualmente críticas contra el gobierno, incluyendo una conversación de un grupo de obreros que tenía a mi lado y que descosieron a los encargados de sus CLAP por ladrones y de allí hacia arriba, apostaban su vida a que el MMG de Diosdado estaba metido en el guiso de la comida, hablaban de los colectivos de Catia, que no eran más que malandros organizados a conveniencia del gobierno, etc.

En fin, a los que siguen pensando que la gente de a pie, la que no usa redes sociales, los que reciben “beneficios” del gobierno, etc. no están claros, pues les cuento que están más claros de lo que creen.
No tuvo precio oír a un obrero afirmar que él no se identificaba ni con gobierno ni con oposición, sino que simplemente no era ciego y agregó que incluso entendía que alguien robara si estaba dónde se podía robar, pero que robar y negociar con la comida del pueblo, era injustificable.

Y todo esto en tres pequeños desplazamientos por la ciudad un día cualquiera.

Nada que agregar.

Espera…

Por Belén Orsini

Espera poesía, espera,
espera que pasen los esbirros,
espera que se disipen las bombas,
espera un poco o espera mucho,
¡solo espera!.

Si llega la desesperación. ¡Resiste!,
las balas pasan, el gobierno tiembla,
¡Sigue en la calle poesía!,
espera que pasen esas ballenas.

Llora la sangre que baña las calles,
acompaña la tristeza.
¡No te rindas poesía!.
La libertad no se negocia.
¡Espera!

Espera en esa rosa,
espera en ese beso,
espera en esa madre,
espera en ese amor,
espera en la ventana,
espera en la brisa que pasa,
espera en la rabia,
espera en el hambre,
espera en la tumba,
espera en las manos que trabajan,
espera en los ojos que sonríen,
espera en la lluvia y en el sol,
espera en el día y en la noche,
espera en la guerra y en la paz,
combate la corrupción y la violencia,
¡Plántate en la calle poesía!. ¡Espera!

Cuando pasen los ladrones,
cuando salgan los corruptos,
cuando se juzguen los delitos,
entonces, saldrás triunfante poesía,
podrás ser cursi todo lo que quieras.

Entretanto, ¡solo espera!