House of OEA

Por Clara Machado

(La reunión de la OEA se llevaría a cabo el 31 de mayo de 2017, en su antesala, Machado escribía esta crónica desde México)

Hoy hay House of OEA: Finalmente se llevará a cabo la reunión de Alto Nivel con los cancilleres de la región para discutir el caso de Venezuela. De los 35 Estados Miembros han confirmado 18 la presencia de sus cancilleres, casi todos los demás han acreditado a otros participantes, entre ellos Estados Unidos, quien enviará al sub-secretario de asuntos políticos del Departamento de Estado: Thomas Shannon. Shannon estuvo en Venezuela a finales del 2016 para facilitar el proceso de diálogo entre gobierno y oposición. Aunque el Secretario de Estado, Rex Tillerson, estará hoy en Washington, decidió enviar a Shannon porque dice que conoce mejor la situación y la región. En la reunión de hoy se discutirán dos resoluciones:

1. Una propuesta por cinco países, México, Perú, Estados Unidos, Canadá y Panamá. Esta resolución llama a detener el proceso constituyente, establecer un cronograma electoral, detener juicios a civiles en tribunales militares, liberación de presos políticos, así como otras consideraciones que ayuden a reestablecer el orden constitucional y democrático en Venezuela y el respeto a los derechos humanos. También llama a la creación de un grupo de mediación con actores políticos internacionales, entre los que podrían estar los mismos países que proponen la resolución, con mediadores aceptados por ambas partes. Dice algo importante este documento: no pretenden imponer nada a nadie.

2. Una propuesta por Antigua y Barbuda en nombre de los países del CARICOM (14 en total) que aunque tiene una cantidad de términos como paz, cronograma, orden constitucional, no llama a detener el proceso constituyente y a todo lo que se refiere es bastante vago. Habla del reestablecimiento urgente de un proceso de negociación y diálogo, que lleve a detener la violencia en el país. También propone actores internacionales en este grupo de mediación. Entre otras dice se establezca este diálogo obedeciendo a la Buena Fe de las partes.

Cualquier resolución en esta reunión requiere del voto de las 2/3 partes. Es decir que cualquier resolución necesita 22 votos para pasar. En el texto presentado por Antigua y Barbuda además se abre la puerta para que Venezuela participe, ya que aunque supuestamente denunció el tratado, legalmente sigue siendo parte de la OEA, saben que su voto podría ser determinante.

Lo que más preocupa aquí es que como ambas propuestas hablan de negociación al final termine haciéndose un llamado a un diálogo, del tipo que ya hemos visto antes, con los mismos mediadores internacionales que ya conocemos (el grupito de Torrijos, Fernandez y Zapatero este último estuvo rondando todo el fin de semana, probablemente participando en la elaboración de esa resolución) que no trae ningún resultado ya que estamos frente a un régimen dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de quedarse en el poder. Habrá que ver cómo se comportan hoy los países del CARICOM, cómo se comportan el resto de países, y finalmente cómo reacciona la oposición frente a lo que salga de esta reunión. Porque los ciudadanos sí estamos claros que el próximo paso es la salida de Maduro y el llamado de un gobierno de Unidad Nacional, que permita la transición a la democracia a través de un nuevo TSJ, un nuevo CNE y el llamado a elecciones generales.

El día de hoy es una prueba de fuego para la democracia en la región, y aunque muchos miren con desdén lo que ocurre en la OEA en realidad es crucial para el quiebre definitivo del régimen de Maduro. Ojalá recuerden estos funcionarios sus juramentos, que defiendan los principios democráticos y lo establecido en la Carta Interamericana.

...para luego actualizar...

Finalmente la reunión de la OEA fue suspendida y es posible que se convoque a una reunión previa a la Asamblea General que se llevará a cabo en Cancún a mediados de junio. Para los ciudadanos es frustrante ver cómo ante tanta represión y violencia mientras se llevaba a cabo esta reunión, lejos de que hubiera una condena inequívoca y consonante con los principios de la Carta Interamericana, más bien hubo una presentación de dos bloques. Entonces hay que pensar que hay una serie de países alineados con la causa de la restitución del orden constitucional, los derechos humanos y las garantías democráticas y que están buscando apoyo para que se de un proceso de transición. Por el otro como región tenemos que reflexionar sobre los conflictos de intereses y la hegemonía que algunos países pueden llegar a tener en órganos como este. No es el deber ser. No. El aparato del régimen llegó muy lejos y estuvo muy bien montado. ¿Desmoraliza? Sí. Claro. Pero tenemos que entender que así como nos costará desmontar la maquinaria a nivel interno tocará a nivel de política exterior. Es algo en lo que podemos ayudar muchos de los estamos en el exterior, informando, presionando, difundiendo. No es tiempo perdido y hay trabajo por hacer. Creo que tenemos que apoyar a las delegaciones alineadas, porque han sido muy consecuentes y firmes, para que con apoyo ciudadano logremos presión. Creo que hay algo que dijo Canadá de lo que nos tenemos que agarrar, es que los Venezolanos no tienen voz, porque han sido silenciados por la represión y esto tiene su consecuencia a nivel externo, nos toca alzarla.

Clara Machado es columnista, bloguera y escritora. Vive en México.