Servicio público

Venezolanos en el exterior que quieran ayudar con alimentos y medicinas: enfóquense mejor en su familia y la gente de muchísima confianza.

 

También hay organizaciones, sí, pero la mayoría no está preparada para lidiar con grandes volúmenes de nada enviado desde el exterior. Es la verdad. A lo sumo la Cruz Roja, la Iglesia y alguna otra entienden esas logísticas. De mayor cuidado aún son las organizaciones nuevas, desconocidas y espontáneas. Suenan bien pero es complicado garantizar su efectividad o confiabilidad. Y las donaciones en manos del gobierno saben que se perderían en el camino.

 

No tiene sentido enviar medicamentos al azar o gastar recursos sin tener un foco claro de ayuda. Si lo hace sólo para sentirse mejor, cambie de canal. En ese sentido no toda la ayuda se agradece, porque cuando es espasmódica o no está bien direccionada, genera sobrecargas y frustraciones.

 

Para evitar mercados paralelos, incautaciones y persecuciones de los paranoicos en el poder, es mejor quedarse con la gente conocida. Usted conocerá sus historias de vida y su capacidad de incidencia. Además, las relaciones directas fortalecen las redes.

 

¿Quiere ayudar?
Explore:
· Algunos necesitan insumos, vea si una vez o de por vida y garantice largas dosis porque hay cosas que no hay ni habrá;
· Otros necesitan dinero, y eso podrá aliviarles algunas cosas porque la inflación es otra enfermedad que mata, también habrá que pagar entierros;
· Y todos, todos necesitamos que los culpables estén en la mira internacional y sean señalados.
También con eso se puede ayudar.

 

Luis Carlos Díaz Vázquez
Derechos de publicación cedidos por el autor a InfoVzla.

 

 

One thought on “Servicio público”

Comments are closed.