Un recurso llamado Pérez Venta

VTV anunciaba desde temprano que el programa “En contacto con Maduro 36” traería candentes declaraciones. Después del acostumbrado segmento “Yo sí conocí a Chávez”, Nicolás anunció la creación de un cuerpo de fuerzas tácticas para la paz, llamándolos luchadores de paz (encuentre el error). Así, 6.500 miembros del Frente Francisco de Miranda harán el censo de la Misión Vivienda Venezuela -28, 29 y 30 de agosto- y construirán -no explicó cómo- 10.000 viviendas a nivel nacional.

Hizo un pase para celebrar la llegada de materiales de construcción chinos a un país sin medicinas ni alimentos, que recibió el eufórico general Manuel Quevedo, que minutos más tarde sería nombrado ministro de Vivienda. Asimismo, Eulogio Del Pino será, además de presidente de Pdvsa, el nuevo ministro de Petróleo; siempre en dupla, para no rendirle cuentas a nadie.

Le dedicó importantes esfuerzos guturales al tema de la lealtá (sic), la frase estrella: “Quien traiciona a Maduro, traiciona a Chávez y traiciona al pueblo”, momento en el que Ricardo Sánchez debió apagar el televisor. Volvió a acusar a Álvaro Uribe Vélez de asesino e hizo resumen de todas las versiones que el equipo Goebbels del Psuv ha creado sobre crímenes recientes, para asegurar que han detectado 30 grupos paramilitares de ultraderecha entrenados para asesinar. Conatel no sancionará la zozobra que esto genere en la población.

Entonces Leopoldo
Nicolás asegura tener la grabación de un dirigente opositor que ordenó asesinar a Leopoldo López. Nadie sabe cuándo la revelará. ¿Por qué querían matar a Leopoldo López en febrero de 2014?, preguntó retóricamente. ¡Para crear un clima de caos y enceguecer a los militantes opositores!, respondió de inmediato y añadió: “Yo le salvé la vida a Leopoldo López y Diosdado Cabello le salvó la vida a Leopoldo López. Yo encargué al general Justo Noguera de ir a su entrega judicial, y él lo protegió con su cuerpo, y Leopoldo López le decía: apúrese, sáqueme de aquí, quieren matarme”. Debe ser por eso que han violado sistemáticamente sus derechos humanos y aún permanece en prisión a pesar que ninguno de los testigos citados por la Fiscalía lo ha vinculado con los eventos que le imputan.

De asesino a testigo estrella
Lo mejor del video de la confesión de Pérez Venta es la voz distorsionada del interrogador. El resto parece una burla frente al dilatado introito que le dedicó Nicolás. Pérez Venta responde relajado, no yerra, su movilidad es plena, no hace amagues de recordar, es como si todo lo tuviera a flor de piel. No suda, está erguido, responde con fluidez. La negación de cualquier interrogado que hayamos visto antes.

El foco de su confesión no es Liana Hergueta. El asesino, denunciado como patriota cooperante, habla de los sucesos de 2014 y menciona a María Corina Machado, Leopoldo López, Henrique Capriles, Antonio Ledezma, Richard Blanco, Miguel Henrique Otero, Javu, Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo. Nicolás le cede la palabra a Jorge Rodríguez para que comente el caso. Él habla del odio, su materia eximida y ejercida a plenitud. Afirma que la derecha deshumaniza al contrario hasta convertirlo en enemigo. De pronto olvida términos como pelucones, escuálidos, apátridas o asesinos. Jorge Rodríguez asegura la interpretación política del caso, no la policial.

Menciona también que la pareja de Pérez Venta, Karen Yépez, es una persona de confianza del alcalde Ledezma. Ninguno de los dos habla del nivel de psicopatía de este asesino confeso, sino de los partidos políticos donde militó. El hombre que estafó, violó, asesinó y descuartizó; de pronto es un testigo estrella, cuya confesión es irrefutable.

Nicolás no avisa si detendrá a los mencionados en el video, hila el horror con la lectura de tuits de militantes del Psuv, y confiesa que él maneja personalmente su cuenta. La campaña sigue. Pérez Venta tiene de aquí a noviembre para mencionar a aquellos que no inhabilite la Contraloría, el TSJ o el CNE.

Ayer fue hallado el cuerpo de una joven, aún sin identificar, en Boca de Tigre, estado Anzoátegui. Ella también merece que sus asesinos confiesen ante cámaras y sus palabras sean comentadas por el Presidente y el alcalde del municipio Libertador, ¿no?

Naky Soto Parra

Derechos de publicación cedidos por la autora a Infovzla.

http://zaperoqueando.blogspot.fr/