Mintiendo en Ginebra Naky Soto Parra

La segunda sesión del Examen de Venezuela ante el Comité de DDHH de la ONU, necesitó que los miembros del Comité explicaran a la delegación venezolana que sus preocupaciones y preguntas no responden a posturas políticas, y que su metodología de evaluación es igual con todos los Estados. Añadieron que la exposición de tantas preguntas responde a la carestía de datos en el informe del Estado. El comportamiento de los voceros oficiales ayudó al Comité a proyectar cómo se conducen las autoridades contra los defensores de DDHH si a ellos mismos, en el marco de la evaluación, los maltrataban y los acusaban de complot. Estimó Fabián Salvioli, presidente del Comité, que tras tantos años sin dialogar con la ONU, probablemente las autoridades no saben cómo hacerlo, resaltando que ellos solo supervisan el cumplimiento de las obligaciones derivadas del Pacto, pues los órganos de tutela están para marcar lo que falta, lo que está mal hecho.

¿Qué dijeron los delegados venezolanos?

1. Luisa Ortega Díaz, Fiscal General 
Brindó datos sobre las manifestaciones de 2014. Aclaró que la tasa oficial de homicidios en 2014 fue de 62 homicidios por cada 100 mil habitantes. Por primera vez el Estado establece esta cifra, que guarda una diferencia ostensible con la otorgada por el entonces ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez Torres. Ratificó que los órganos de seguridad ciudadana son de carácter civil, y que la GNB ejerce transitoriamente funciones de orden público mientras se despliega la PNB.

2. Carmen Zuleta, magistrada del TSJ
Dijo que el TSJ debe ajustar el ordenamiento jurídico a la Constitución de 1999. Con la sentencia 203 del año 2014, que interpreta el artículo 236 de la Constitución Nacional, explicó que se ampliaron las atribuciones para que el Presidente dicte decretos ley y leyes orgánicas con base en una Ley habilitante. El TSJ eliminó con esa sentencia el principio de reserva legal. Zuleta olvidó responder lo que le preguntaron sobre otras leyes, y sobre la independencia de poderes.

3. Sandra Oblitas, rectora del CNE
Habló del reciente reglamento para la igualdad de género que estableció el CNE cuando ya se habían celebrado las primarias opositoras. Lo importante es poder garantizar el derecho a la participación política paritaria. Mencionó datos sobre la participación de la mujer en cargos públicos.

Los expertos preguntaron
Nigel Rodley afirmó: “Aunque podría pensarse que algunos temas en sí mismos no son muy serios, su acumulación sí lo es”.  Abordaron estos temas:

  • Jueces: porcentaje de provisionales y suplentes. Especificar el procedimiento para su nombramiento y las garantías de estabilidad para asegurar la independencia de la justicia. El experto Vardzelashvili refirió con detalle el caso de la juez María Lourdes Afiuni.
  • Fiscales: Solo 5% de los fiscales han sido nombrados siguiendo procedimiento; también ha habido persecución de abogados. Preguntaron por el arresto de José Amalio Graterol.
  • Registro militar obligatorio: ¿Cuál es el alcance de la objeción de conciencia y el registro militar obligatorio? ¿Cuáles son las garantías de ejercicio de libertad de conciencia? ¿Por qué la Ley de Alistamiento afecta este derecho incluso para organizaciones civiles?
  • Libertad de expresión: los expertos expresaron su preocupación por las restricciones a libertad de expresión, bajo argumentos discrecionales: causar zozobra, o, alterar orden público. Pidieron detalles sobre el bloqueo a sitios web, sacada del aire de canales, el control del papel por parte del Estado y las atribuciones del Ejecutivo para suspender transmisiones.
  • Defensores de DDHH: preguntaron por la situación de Rodrigo Diamanti, Humberto Prado y Marianela Sánchez; comentando la hostilidad del entorno público, ejemplificada en el programa de Diosdado Cabello. Olivier De Frouville pidió a la delegación protección para la integridad de los defensores de DDHH a su regreso al país.
  • Derecho a manifestar: ¿Cuál es la razón de la Ley de Zonas de seguridad? ¿Por qué interpretar de manera restrictiva el derecho a manifestar?

4. Luisa, otra vez

La molestia de Luisa Ortega Díaz por las preguntas del Comité fue evidente. Reclamó el abordaje del diálogo, lamentó las expresiones de los expertos y exigió respeto, pues el Comité se comportaba como un tribunal que avala una campaña contra Venezuela, con informaciones falsas y difamantes. Búsquense un tilo para leer lo que sigue.

5. William Castillo, Director de Conatel
Cuestionó la metodología de los expertos y los datos recibidos. Afirmó que las preguntas del Comité estuvieron basadas en premisas falsas, con información sesgada, sin sustento. Enumeró la propiedad de los medios de comunicación, aclarando que el espectro radioeléctrico es patrimonio público y el Estado lo administra. Afirmó que en Venezuela se aplican procedimientos administrativos para la protección de la sociedad, entonces:
– En Venezuela nunca como ahora hubo tanta libertad de expresión.
– No es una política de Estado bloquear sitios web, pero, legalmente 1060 sitios han sido bloqueados por requerimiento de otras autoridades.
– No cierran medios, solo se acaban concesiones y no las renuevan.
– Los medios de comunicación no pueden ser para transmitir el odio y la discriminación, pero, eso no aplica a la línea editorial del PSUV.
– Los únicos cierres de medios que ha habido en Venezuela ocurrieron en abril de 2002.
– La salida de las grillas de programación del canal NT24, responde a la promoción de la agitación social.
– El Estado controla el papel porque los periódicos lo compraban y lo revendían.
Aunque no lo haya planificado así, con la hostilidad de sus respuestas y la imprecisión de sus datos, Castillo ratificó el planteamiento de los expertos: la restricción de la libertad de expresión es arbitraria.

6. Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de DDHH

Usó la manida técnica de comparar el presente la situación carcelaria del año 1998.
– El 87 % de las cárceles tienen un nuevo régimen, donde no hay armas, ni control por parte de los presos.
– No es cierto que se aplica la instrucción militar en las cárceles.
– No hay hacinamiento en las cárceles venezolanas.
– No es cierto que las cárceles venezolanas sean las más violentas de la región, aunque solo en 2015, suman 111 presos fallecidos.
Devoe marcó una diferencia monumental entre la realidad y la narración del Estado.

Los expertos otra vez

  • Pidieron aclaración sobre los datos que están en el informe de Conatel, porque hay discrepancias entre lo narrado y lo reportado.
  • Recordaron la importancia del acceso a la información pública y que el Estado permita la colaboración de la ONU.
  • Indicaron que el Estado no envió información suficiente.
  • Volvieron a expresar su preocupación por la situación de defensores y abogados, por los casos concretos de amenazas.
  • Admitieron no entender “la pedagogía revolucionaria”.
  • Pidieron explicación sobre las competencias de los tribunales militares y civiles.
  • Explicaron que la única razón por la que habían tantas preguntas es porque no hay mucha información.
7. Marjorie Calderon, juez
Afirmó que hay 2331 jueces, y que la titularidad es del 34 % del total. El último concurso se hizo en el año 2005, pues los concursos no son sencillos, no pueden hacerlos fácilmente. La Comisión Judicial del TSJ es la que nombra a los jueces. Sobre José Amalio Graterol, afirmó que estuvo un día preso -no una semana, como es sabido-.

8. Rubén Molina, director de Asuntos Multilaterales de la Cancillería
Explicó que el Estado venezolano había hecho señalamientos sobre la conducta sesgada y la politización del Sistema Interamericano de DDHH, incluyendo que en 2002, avaló el golpe de Estado. Definió al venezolano como un Estado serio. Afirmó que las ONGs no son neutrales, que son organizaciones políticas y que por eso se les responde como organizaciones políticas. Cerró con otra agresión al Comité, diciendo que “cobran y se dan el vuelto”, que hacen juicios de valor, son parciales y tienen posiciones políticas. Salvioli, presidente del Comité. indicó que Luisa Ortega Díaz le dijo que las afirmaciones de Molina eran opiniones personales, y que no eran compartidas por la delegación.

El que se desacostumbra a rendir cuentas, queda descolocado ante estas pruebas. Fue un desempeño mediocre, aislado de la realidad, de una realidad comprobable, con el contrapeso de las ONGs; porque el mundo no se restringe a mensajes clave de propaganda oficial. La distancia entre los datos y la realidad, marcó significativamente el abordaje de los expertos. La delegación oficial no salió bien librada mintiendo en Ginebra.

Naky Soto Parra

Derechos de publicación cedidos por la autora a Infovzla.

http://zaperoqueando.blogspot.fr/

One thought on “Mintiendo en Ginebra Naky Soto Parra”

Comments are closed.