Trabajo, moral y pinchadas de Naky Soto Parra

Lo que cuesta el trabajo

Jesús Martínez, ministro para el Trabajo, sostuvo una disertación esta mañana en VTV. La línea era destrozar cualquier tipo de legitimidad de los empresarios privados, además de demostrar su honda solidaridad con González López, ministro de Interior, Justicia y Paz, por el nivel de sus declaraciones recientes, demostrando que todos lo pueden hacer muy mal. Transcribo sus palabras:

“En la misma distribución del porcentaje que se transforma en salario, tú ves, irracional distribución. Hay compañeros y compañeras que ganan un salario exagerado y otros que ganan menos, cuando en el proceso social del trabajo, toda actividad es importante. Fíjate, yo te puedo decir, por ejemplo, entre unos trabajadores que están limpiando la ciudad, que mantienen el ambiente sano, que es lo que garantiza la salud, y, los trabajadores que están atendiendo las enfermedades para recuperar la salud, ¿verdad? La diferencia salarial es grande, ¿verdad? Pareciera que más importante es esto (los médicos) pero resulta que quiénes garantizan la salud son los que limpian la ciudad, ¿verdad? Fíjate, y esto está mejor remunerado”.

El periodista interrumpe: Hay algunas consideraciones allí académicas también, son las que tienen un valor.

“No, pero no, no, no, no le da, fíjate: aquí puede haber conocimiento académico (los médicos) y aquí no hay el conocimiento académico (los barrenderos), pero este te garantiza la salud, fíjate, aquel está trabajando la enfermedad, o sea, qué es más importante, ¿garantizar la salud o recuperar la enfermedad? O sea, tú no puedes valorar eso así, yo creo que tiene que llegar un momento en el cual, la distribución sea justa, y que todos nos sintamos bien en el desarrollo de trabajar para los demás”.

El tipo de la moral
El teatro Simón Bolívar sirvió de escenario al encuentro de Nicolás con los precandidatos jóvenes del PSUV. Aprovechó de hacer comparaciones con la sutileza que le caracteriza: “Para nosotros la juventud es la fuerza creadora del futuro (…) para la derecha los jóvenes son decorativos, los colocan de utilería”. Indicó que desarrollarán un casa por casa: “sábado de paz, de Gobierno, de casa por casa (…) mientras la derecha va a buscar violencia en la calle”. Complacido por la cantidad de jóvenes que son candidatos por vez primera, narró que él mismo jamás fue candidato a nada, que siempre obtuvo posiciones de poder sin medirse con nadie -esas nimiedades democráticas-, que la única vez que lo hizo, se convirtió en Presidente gracias a la unción del finado, pero ya saben: él tiene moral.

Para no deslindarse de la agenda noticiosa, aseguró: “a mí no me va a temblar nunca la mano, cuando el poder judicial me lo ordene, sea quien sea irá a la cárcel. Así lo defienda Rajoy o quien sea, aquí no habrá impunidad de la derecha”. Sobre Diosdado, afirmó que quieren destruir a un hombre que ha sido leal con el finado y con él. Nunca lo llamó honesto, pero en otro invaluable acto fallido, aseguró: “Yo lo llamo siempre para que sea el padrino político de proyectos estratégicos”. ¡Oh, Vito Corleone!

Anunciaron un tuitazo con las etiquetas «Corazón de la patria» y «Sube el Psuv». La segunda, amén del verso, admite su bajo porcentaje de apoyo. Le dijo a los chamos que un tuitazo es movilizador en todos los sentidos, que es ahí donde los jóvenes “se pueden lucir”, pidiendo que “nadie caiga en situación de invernación” (sic): “todo el tiempo con el dedito ahí”. Volvió a explicar los riesgos que representa una derrota del PSUV en las elecciones parlamentarias y recomendó el programa de Corleone porque: “Lo que sacó Pérez Pirela es la punta del iceberg”, una hermosa manera de advertir que habrá más material de espionaje de Estado.

Pinchadas
El material de espionaje de Estado abiertamente exhibido en medios públicos es justamente la razón por la que este miércoles las ONG, Provea y Espacio Público, dieron una rueda de prensa. Denunciarán ante el Ministerio Público la presunta intervención de sus comunicaciones por parte de funcionarios del Gobierno. El comunicado dirigido a Luisa Ortega Díaz, expresa que Diosdado Cabello en su programa “Con el mazo dando”, divulgó información sobre reuniones que tendrían Rafael Uzcátegui (Provea) y Carlos Correa (Espacio Público) con Marino Alvarado (Provea) en el exterior, que solo se podrían haber conocido a través de la intervención de sus comunicaciones electrónicas.

Las organizaciones demandan a la Fiscalía saber si están siendo investigadas. De no ser así, Provea y Espacio Público consideran que se debe iniciar una investigación contra Diosdado Cabello, por revelar información que no está relacionada con ningún proceso y por violar el artículo 48 de la Constitución, donde se consagra el secreto e inviolabilidad de las comunicaciones privadas.

Naky Soto Parra

Derechos de publicación cedidos por la autora a Infovzla.

One thought on “Trabajo, moral y pinchadas de Naky Soto Parra”

Comments are closed.