Otra falsa división de Douglas Gómez Barrueta

Ricos y pobres, chavistas y opositores, izquierda y derecha. Los
intolerantes vuelven a crear nuevas formas de división en
Venezuela: los que viven adentro, los que viven afuera.

El chavismo, especie de secta militar y rural, tan dado a la
historia épica y a la indigestión del siglo XIX, olvida que por
diferentes razones los principales próceres venezolanos
murieron en el exterior: Francisco de Miranda (Cádiz, España
1814); Antonio José de Sucre (Berruecos, Colombia 1830); Simón
Bolívar (Santa Marta, Colombia 1830);  Rafael Urdaneta (París,
Francia 1845); Simón Rodríguez (Paita, Perú 1854); Andrés Bello
(Santiago, Chile 1865); José Antonio Páez (Nueva York, EEUU
1873).

¿Les van a retirar la nacionalidad?

La verdadera división en Venezuela es otra: entre quienes creen
en la libertad y la democracia, y entre quienes no creen en ella.
Lo demás son trucos para evadir una realidad asfixiante, caótica
y terrible. Venezuela tiene el índice de inflación más alto del
mundo, 76% según cifras oficiales de 2014, con un estimado de
más de 100% para 2015; niveles de escasez de alimentos nunca
antes sufridos en el país y la segunda tasa de homicidios más alta
del mundo: 82 muertes violentas por cada 100 mil habitantes,
una cifra mayor a la de los países en guerra.

¿En verdad es tan importante el “tema” de los que se van y los
que se quedan? ¿No es trivial? ¿No es una manera de continuar
con las divisiones con las que se alimenta el chavismo y su
resentimiento?

Un debate sobre esto sólo se puede dar en un país donde no hay
libertad. En los países libres  –donde la religión no forma parte
del Estado ni interfiere en sus leyes–  el movimiento, las
migraciones, los desplazamientos y los viajes son cotidianos. No
constituyen un problema.

¿No debemos ocuparnos en pensar sobre la recuperación de las
libertades, la pacificación del país, la diversificación de la
economía y la reconciliación?

Douglas Gómez Barrueta
Derechos de publicación cedidos por el autor a InfoVzla

One thought on “Otra falsa división de Douglas Gómez Barrueta”

Comments are closed.