La Venezuela que te llevas

A mediados de los años 80 y hasta casi terminar los 90 el único plan era construir el país, no había plan B, no había interés alguno en recorrer otros mapas. Todo estaba servido para quienes crecíamos aquí.

Seamos francos, la teníamos fácil. Si querías desarrollarte, crecer o hacer lo que te provocara con tu futuro, podías hacerlo. Tenías que organizarte, eso sí, pero encontrabas el espacio. Ese cuento de que las oportunidades las ostentaban solo quienes tenían dinero, era eso, un cuento.

Hoy, más allá de los vacíos por llenar que ofrecen los tiempos de crisis, hay quienes deciden dejar el país atrás y en ese instante es cuando se empieza a extrañar. En el mismo instante en que decides que te vas, sin haber dejado sus calles y aún tomando cada mañana ese sabroso café criollo, lo extrañas.

Es en ese momento cuando quieres devorar carreteras, aprenderte los paisajes, tatuarte la esperanza y es cuando empieza a doler. Duele no haber leído más sobre Piar o Sucre y no tanto sobre Bolívar, no haber comido más mamones y mangos; duele -siempre duele- la ausencia del Ávila y sus colores en tu ventana.

Pero nada se gana extrañando sin resolver. Toca llevarse la patria a donde uno vaya. Y la verdad es que la patria no es un pedazo de tierra teñido de un color. La patria es el lugar donde puedes discutir de política con un amigo sin juzgarse, donde puedes leer a un niño un poema de Montejo o enamorarte con uno de Cadenas. Donde te llenas el pecho escuchando a Vytas, donde puedes contarle a alguien sobre el verde del llano, el azul eléctrico del agua, sobre las risas sonoras y los abrazos apretados.

Venezuela, aquella sin el nombre rimbombante, es más que un momento inmensamente oscuro. Venezuela es el sabor del papelón, el dulzor del ron, el amargo del cacao. Es el cantar de las chicharras, el olor de la lluvia o de las guayabas. Es esa Venezuela la que te llevas a donde vayas.

Adriana Terán H.
Gerente Editorial de http://emedemujer.com/
@adriana_teran
Derechos de publicación cedidos por la autora a InfoVzla.

One thought on “La Venezuela que te llevas”

Comments are closed.