Naky y sin plomo no hay paraíso….

El Metro

Me monté en la estación de Bellas Artes. A pesar del gentío, pude acomodarme frente a los asientos azules y jugar a sujetarme del tubo (calculado para estaturas promedio de jugadores de basket) porque todas las agarraderas estaban rotas. En la estación de Colegio de Ingenieros se montaron un par de malandros que apenas se cerraron las puertas comenzaron a gritar que iban a “quebrar” al que no les diera todo. No eran Godzilla y Drácula, pero la actitud era amenazante. Contrario a lo previsible, nadie reaccionó. Nadie tocó el botón de alarma, ni voltearon a ver a los tipos. Se guiaban por los reflejos de los vidrios y seguían incólumes. Un escolar de unos 10 años dijo: “Si me va a quebrá que me muestre con qué, sino no le doy ná”, y el circuito alrededor arrancó a reír, incluyendo a los malandros, que pasaron sin llevarse nada más que la satisfacción por empujarnos. Llegando a Plaza Venezuela, y recuperando su tenor amenazante uno le dijo al otro: “Vente. Vaciamos a los de las escaleras mecánicas”. Me bajé en Chacao sin procesarlo. Sin plomo no hay paraíso.

Naky Soto Parra.
Derechos de publicación cedidos por la autora a InfoVzla.
Abril, 2015.

One thought on “Naky y sin plomo no hay paraíso….”

Comments are closed.