UN PAÍS POR PEDACITOS

Recopilación realizada por: Guaritoto González

Septiembre 09/09/2014

1. Yo no soy oposición. yo soy resistencia. Kiki Pertiñez Heidenreich

2. Si el asesinato es la primera causa de muerte en jóvenes de 10 a 19 años en Venezuela, entonces ya lo consideran muerte natural. Luis Carlos Díaz Vázquez

3. La ciencia de la medición estadística social queda reducida a la pesca artesanal de datos favorables al régimen, una auténtica vergüenza … Nacho Suárez

4. Tarde o temprano tendremos que afrontar la terrible verdad: el chavismo nunca fue un movimiento político sino un modo de ser venezolano. Erik Del Búfalo

5. Y dice mi hermana, Mariela Michelena: “Recuerdo con dulzura aquellos tiempos en los que, cuando viajaba, mi mamá me pedía un perfume, o una crema de cara. Ahora me pide: Digoxina 0,25 y Amlospina 0,5, la primera para su corazón de 92 años y la segunda para la tensión (en la que vive). Lleva más de un mes sin encontrarlas”. Tiabué Trestoievskiana

6. Al cambio:
Un dólar en 1999 = 573 Bs.
Un dólar en 2014 = 90.000 Bfs.
Rene Rincón

7. Quebrar un país con el barril de petroleo a 100$ es el gran Récord Guinnes de la revolución… Nohayuncoño. Un Chacal

8. No hay que engañarse: no hay patria si no hay dignidad. Y no hay dignidad si no es posible lavarse el culo con jabón. Vicente Forte Sillie

9. Sigue resonando la esclarecedora frase de El Aissami: “Mientras el pueblo es más pobre es más leal al proyecto revolucionario”. Leonardo Padrón

10 El taxista:
– Y? De dónde sos?
– Sin ánimos de entrar en lo de siempre y para evitarlo contesto: De Colombia.
– Ah, venís de la tierra de Maduro…
– PLOP!
Jean Marc Tauszik

Bonuscrack
Tal vez llegué muy tarde, pero no había leído esto y me dolió mucho y va para quienes se enorgullecen de que Cerati haya muerto aquí en Caracas. Somos un país ineficiente. Cada vez más. Qué vergüenza. Mi papá murió en el 2006 de un ACV que no fue atendido a tiempo porque estaba sólo en el baño y 20 años antes fue operado de una aneurisma que se le reventó al médico en las manos. En aquella época, teníamos neurocirujanos de primera. Ésto que se cuenta en esta crónica es como de un país de quinta, en pleno siglo XXI.

“…Pensando que tenía un pico de presión o algo así, Nicolás Bernaudo, su asistente, llamó a los paramédicos para que lo atendieran. Pero eran tan jovencitos que cuando se encontraron en el camarín con Cerati que no podía hablar, no supieron qué hacer; así que Charly, su kinesiólogo, se tuvo que hacer cargo de la situación y les pidió que fueran a buscar la camilla. Gustavo todavía se podía mover por sus propios medios, pero estaba como abrumado, sin poder articular palabra. Lo cargaron en una camilla y se lo llevaran en una ambulancia hasta la clínica La Trinidad.

Cuando llegaron a la clínica no había luz, así que tuvieron que cargarlo de nuevo en la ambulancia y llevarlo hasta un centro de estudios para hacerle unos estudios. Gustavo seguía consciente: con los ojos abiertos, mirando la nada, sin poder hablar.

Después de los exámenes lo volvieron a llevar a la clínica y lo dejaron internado. Llamaron a un cardiólogo, pero les dijo que recién al día siguiente a las 10 de la mañana iba a ir al hospital. La habitación, en el tercer piso de la clínica, tenía una sala de estar en la que se acomodaron Taverna, Michell y su manager, Nando Travi. A esa altura, las enfermeras le habían dado un sedante y Cerati dormía”. Graisa Molina

Producido por #infoVnzla

@inoVnzl

One thought on “UN PAÍS POR PEDACITOS”

Comments are closed.