“Un encuentro con Rayma”

Dossier especial de infovnzla por Paula Cadenas Infovnzla- Publicado el 19 Mayo, 2014

dibujar, trabajo de valientes

Rayma

El 6 de abril, soleado domingo de primavera, asistí con mi pequeña familia a una exposición de caricaturistas en Montpellier, Francia. La cita era en un particular edificio, “Pierresvives” (literalmente piedras vivas), polémica obra recientemente construida para dar vida patrimonial a esas tierras de excluidos a las afueras de la ciudad. Excepcional edificio de vanguardia concebido por el grupo de Zaha Hadid, arquitecta ‘anglo-iraquí’, cuyo mestizaje se extiende a todo su trabajo, y busca comunicar deconstruyendo estructuras. Su objetivo: acoger los archivos patrimoniales, el enorme departamento de deportes, pero también el de extender maravilloso material de todo tipo para la consulta a comunas necesitadas y con la mejor de las infraestructuras.

Rayma1

Bajo este fondo pensado por una mujer para la memoria y el ejercicio ciudadano de primer mundo sucedió el encuentro con la filosa caricaturista venezolana Rayma Suprani. Creo que de ella nos sentimos amigos cercanos todos los que hemos padecido la cotidianidad venezolana, y ya desde hace más de quince años. Día a día ha intentado desmontar y desarticular ideas, clichés y noticias con ingenio y humor. Su obra podría acaso inscribirse como la de Zaha Hadi en el deconstruccionismo, sólo que la de ella, la de la caricaturista se encuentra en el registro de lo pequeño, cotidiano y ‘menor’. Y no pocos entre nosotros nos hemos preguntado sobre ese talento para sintetizar en una imagen la noticia, la reflexión, el conocimiento y además para hacerlo con humor. Más de una vez oí en mi casa o en la oficina decir: “pero ¿cómo es que lo logra?” Sin conseguir imaginarnos su imaginación. Ahora que lo pienso la cercanía se ha construido a partir de sus caricaturas, de esos sorprendentes obsequios cotidianos. Acaso su rostro era hasta hace poco menos reconocible que su trazo. Me aventuro a creer entonces que también ella, como muchos trabajadores, ha ganado fuerza y autoridad, y -como sus creaciones- se ha ido reafirmando a medida que el conflicto en Venezuela avanza. En los últimos quince años, hemos visto pues aparecer también el personaje de Rayma. Rayma2

Y ese día fuimos al célebre encuentro de caricaturistas para darle un abrazo a esta tenaz batalladora de pincel, papel y lápiz y no particularmente por el evento ni la temática en sí. Sin embargo, ya estando allá, descubrimos que el encuentro, “L’Herault trait libre 2014”, estaba dedicado a la mujer, mujeres víctimas, pero también activas protagonistas. Y ¿qué mejor que este filoso arte para extender esa doble mirada?

 

Rayma3

Una vez adentro, nos sorprende de inmediato la recibida: a un extremo, caricaturistas febriles dibujan dedicatorias, al otro, dos mujeres se afanan en poblar de trazos negros rociados de rojos una inmensa superficie en blanco. Una es de Tunes, quien afirma descubrir apenas la apertura democrática, la otra es de Venezuela, quien se afana por hacer ver la cerrazón autocrática que ha ido cercando al país. Paquetes de marcadores negros dispersos y dos cuerpos se afanan.

Rayma4

Allí localizamos a Rayma, nosotros, par de exilados venezolanos, refugiados desde hace más de cuatro años sentimos por la primera vez otro tipo de reencuentro. No sólo el de los afectos, sino el de coterráneos que sufren distinto lo mismo. La tragedia entre el desde aquí y el desde allá, y que no se padece igual. De este momento guardo y agradezco el abrazo enorme de Rayma, su energía, y esa exposición merece, creo, un artículo aparte.

Puedo adelantar que aún no clausura y que le han dedicado un buen espacio de la exposición a la persecución que ha padecido Rayma en Venezuela, las amenazas de muerte y de la campaña en su apoyo que llevó Amnistía Internacional. Fue entusiasta y precipitado el encuentro, nos despedimos al día siguiente en la estación de tren; en torno a un café enunciamos ideas y proyectos, con muchas ganas de seguir haciendo. Nos estrechamos sabiendo que frente a tanta barbarie te haces un poco incansable, o más bien deseando serlo. Se iba a Barcelona, a París y luego volvía a Venezuela. En cada rincón la esperaba y espera un amigo haciendo algo, tomando fotos, pegando recortes, traduciendo, escribiendo, afanados, como queriendo detener lo que sucede, registrarlo y denunciarlo al menos.

http://cartoons.arte.tv/rayma-suprani-venezuela/

Rayma6

Cada una de estas iniciativas de caricaturistas no se queda allí en este rincón de Pierresvives. Intercambios, ruedas de prensa, exposiciones son promovidas por una organización que lidera Plantu, caricaturista que es institución en Francia, “Cartooning for peace”/Dessins pour la paix”, y que fue creada en 2006 en la sede de la ONU, en la época de Kofi Annan, después de dos días de nutridas conferencias con el objetivo de “desaprender la intolerancia”. Mucho trabajo mundial desde entonces, de muestra, la multiplicación de manifestaciones.

Rayma7

Unos días más tarde Rayma se enteraría, ya estando en París, que el documental que cuenta la vida de 12 caricaturistas desde Nueva York, pasando por Caracas hasta Moscú fue seleccionado para ser exhibido y promovido en Cannes este mismo año.

Rayma8

Sí, el documental de Stéphanie Valloatto, “Caricaturistes, fantassins de la démocracie” se centra en seguir las formas de censura y de ruptura de la libertad de expresión en ciertos países, Rusia y Venezuela entre otros. Y el film sobre estos particulares héroes postmodernos nuestros –que parecen organizarse mejor que cualquier institución política- forma parte de la selección oficial. Resulta además que ella, la periodista contemporánea, caricaturista por pasión del periódico El Universal en Venezuela –perseguida a muerte y apoyada por campaña de Amnistía- se encuentra en Cannes hoy. Lo demás ha sido vertiginoso para ella, acaso como la lamentable escalada de violencia que padece nuestro país. De hecho, su trabajo parece cobrar fuerza como su personaje, y desarrolla en este momento una serie de cartas del tarot cargada de fuerza deconstructiva de esta historia nuestra y que creo permanecerá en la memoria.

Rayma9Rayma10

Este 18 de mayo, un mes más tarde ha vuelto al sol del Mediterráneo por la puerta grande, y allí en el Festival de Cannes aparecerá unos minutos de sus días, que son también una parte de los nuestros. En medio de este vertiginoso ir y venir, justo hace unos días, Rayma Suprani, ya con rostro y paso abiertamente decidido, siempre con esa particular timidez generosa, dejaba caer una nota en Facebook (Mayo 12, 2014). Y sin poder imaginarnos aún cómo son los días de Rayma, con este pasaje cerramos o mejor, buscamos abrir el homenaje que infovnzla le dedica hoy, acompañandola en esta, su íntegra batalla por la libertad:

La carta que nos echa hoy camino a la alfombra roja…

10337710_10202855924013596_4295636931064426703_n

Fuente Original: Cadenas, Paula.”Un encuentro con Rayma”. 19 de mayo 2014.

De Paula Cadenas para #infovnzla / @infoVnzl #

 Traducción de esta crónica al inglés

 Traducción de esta crónica al frances

5 thoughts on ““Un encuentro con Rayma””

Comments are closed.