3 razones por las que los manifestantes no ganarán en Venezuela

Por Ishaan Tharoor

Time Magazine – Publicado el 6 de Marzo de 2014

Un día después de que Venezuela celebrara el primer aniversario de la muerte de su carismático y demagogo ex presidente Hugo Chávez, los enfrentamientos y protestas que han asolado el país desde hace semanas no muestran señales de remitir. Al menos dos personas han muerto este jueves en Caracas durante una confrontación entre manifestantes levantando barricadas en la calle, y paramilitares y la Guardia Nacional intentando dispersarlos. Esto aumenta el número de muertos a 20 en menos de un mes de disturbios.

Lo que empezó como protestas estudiantiles provocadas por el desastroso estado de la economía del país – sacudido, tal cual, por un récord de inflación y escasez de alimentos y bienes básicos – ha mutado en tal vez el mayor reto al que haya tenido que enfrentarse el régimen levantado por Chávez, que en los últimos años se ha visto atascado entre alegaciones de corrupción e incompetencia. La oposición acusa al sucesor escogido a dedo por Chávez, el presidente Nicolás Maduro, de tomar medidas brutales contra la disidencia y sofocar la libertad de expresión. Maduro ha arremetido con furia contra sus opositores locales, así como a la crítica en el extranjero, lo más reciente ha sido romper relaciones diplomáticas con la vecina Panamá. Pero a pesar de la conmoción, los que buscan el colapso del estado chavista probablemente queden decepcionados. He aquí el por qué:

Venezuela no es Ucrania. Incluso desde que comenzaron los disturbios en el país, Venezuela ha sido eclipsada por la atención global dirigida hacia la crisis en Ucrania. El enfrentamiento en Kiev, seguido por el caos político que generó el juego de poder de Rusia en la guerra de Crimea, es una narración más urgente para los observadores externos, ambientada en un paisaje de la Guerra Fría familiar a Occidente. Venezuela, en comparación, parece una pantomima caribeña. Un líder izquierdista que arremete contra mitos fascistas y imperialistas yanquis; sus enemigos murmuran oscuramente sobre el alcance de los agentes cubanos. Pero Maduro no representa una amenaza geopolítica tan grave como el ya derrocado presidente Viktor Yanukovich en Ucrania. Sin duda, son muchos los eventos que están sucediendo en la región, y recordemos que Venezuela se asienta sobre una de las mayores reservas de petróleo del mundo. Pero Maduro mantiene un considerable apoyo popular entre todo un sector de la sociedad sublevada, o al menos puede persuadido, por el populismo socialista de Chávez. Y si bien parece haber desplegado las fuerzas gubernamentales y paramilitares – pandillas grupos motorizados conocidos como colectivos – para viciar el efecto de las manifestaciones, incluso hay, entre los manifestantes que están enojados y sufriendo, quienes parecen dudar de obtener beneficios protestando.

La oposición es débil. A pesar de sus mejores esfuerzos en promocionarse a sí mismo a través del legado dejado por Chávez, Maduro claramente carece de la fuerza de la personalidad de su predecesor. Sin embargo, los políticos de la oposición han sido incapaces de sacar provecho de las debilidades políticas del ex-conductor de autobús. Algunos parecen estar estigmatizados por sus conexiones a la élite tradicional del país – cuya corrupción y abuso de poder en décadas pasadas provocaron el advenimiento de la Revolución Bolivariana de Chávez. El egresado de Estados Unidos Leopoldo López, ahora líder que se ofreció voluntariamente para su encarcelamiento durante las protestas, consiguió levantar apoyo popular con este valiente esfuerzo. Pero su intransigente postura anti-gobierno parece haber molestado a la otra figura de la oposición prominente, Henrique Capriles, quien perdiera por estrecho margen a Maduro en las elecciones del año pasado y fue poco a poco, ampliando cuidadosamente su base en la esperanza de éxito electoral. Y parece haber molestado también al bando del Chavismo que tiene un fuerte control sobre los órganos del Estado como para ser derrocado por las protestas, al menos de momento. Y, como el colaborador de TIME Girish Gupta informó el mes pasado, muchos de los concentrados en las barricadas tampoco tienen mucho amor hacia la oposición.

Si Maduro cae, será en manos de un rival Chavista. De hecho, tal vez la historia política real que subyace de este lamentable año de Maduro en el poder, es el de las maquinaciones del hombre que casi obtuvo su cargo, Diosdado Cabello, otro lugarteniente favorito de Chávez. Cabello ahora timonea la legislatura principal de Venezuela y es visto como una especie de maestro de la manipulación detrás del escenario, un acosador profundamente dedicado a la supervivencia del estado chavista y su posesión de grandes reservas de petróleo. Pero en las últimas semanas, hay indicios de que la lucha tácita entre él y Maduro sea “más evidente”, escribe Daniel Lansberg-Rodríguez, columnista del diario venezolano El Universal. Mientras que la reputación de Maduro se desploma, Cabello comienza a aparecer más en público – emitiendo incluso su propio programa de televisión semanal al estilo de Chávez. Se cree que se llevará el respaldo de gran parte del ejército, así como de ricos hombres de negocios a favor del gobierno. Incluso si no reemplaza a Maduro, sugiere Lansberg-Rodríguez en el Atlantic, él sería el asesor gubernamental de Venezuela: “Si Maduro cae, es difícil imaginar un escenario en el que Cabello no juegue un papel integral en la decisión de quién y qué será exitoso para él.” Es un escenario poco alentador para alegrar a las masas angustiadas que están haciendo frente ahora a gases lacrimógenos y perdigones en las calles de Venezuela.

Fuente Original: Tharoor, Ishaan. “3 Reasons Venezuela’s Protesters Won’t Win“. Time Magazine. 6 de Marzo de 2014.

 http://time.com/15068/venezuelas-protesters-maduro/

Foto:  Eduardo Leal—Polaris

Traducido por #infoVnzla

@infoVnzl

3 thoughts on “3 razones por las que los manifestantes no ganarán en Venezuela”

  1. Sorry to say this Sr, Ishaan Tharoor only have a point ; Venezuela certainly NO Ukraine. That / ? according to studies touting the metapolitical , criteria and reviews I’ve read, Venezuela NO strategic country for USA , as if it is Cuba and Puerto Rico : A test refer me and these are based on the doctrines exposed to King Carlos III man- confidence and master mason , Pedro Pablo Abarca de Volley , El Conde de Aranda in the eighteenth century , theses which were then our analysis was by Julius Evola and French international player Parvulescu . This international geopolitical analyst linked to the New World as determined for U.S. strategic overseas territories , then the English and German Hauschofer Mackinders in 1904 , was explained and summarized in the work carried out by the Russian Alexander Dugin on War Two Continents . So Ukraine NO VENEZUELA , even for its oil and its oil reserves for USA but if Ukraine is to Russia, because basically what is at stake is to stop the advance BELARUS Russia economically depressed . So it matters little whether Venezuelan kill , injure or will switch sides , as the other objective is to Brazil if it is understood from the point of view of Wolfowitz and Rumsfeld doctrines idiots know this Chavista ? do not know, but what if it is true that Venezuela peels alone.

Comments are closed.