Los venezolanos en el callejón sin salida del “chavismo”

Editorial Le Monde – Publicado el 11.03.2014

Venezuela, gran productor de petróleo, es potencialmente un país rico. Sin embargo, 15 años de chavismo le han dejado fuera de combate en lo económico y social. Desde el mes de febrero los venezolanos han tomado la calle para protestar diariamente contra un régimen que ha logrado una triple corona: despilfarro, corrupción y autoritarismo político.

El “chavismo” es la doctrina heredada del otrora presidente Hugo Chávez, quien ejerció el poder desde 1999 hasta el 2013, cuando murió. Es un cóctel socio-nacionalista inspirado del ejemplo cubano, y de anti-imperialismo militante que saca sus fuerzas de un viejo fondo revolucionario latinoamericano.

En los 14 años de reinado de Hugo Chávez se ayudó a una pequeña parte de la población: los más pobres de entre los 30 millones de venezolanos se beneficiaron de cierta redistribución de la renta petrolera. En lo que se refiere a todo lo demás, el “chavismo” arrasó con el país: se sometió la economía al yugo del Estado, se ahuyentó a inversionistas locales e internacionales, se redujeron los incentivos y se implementó un control de precios y cambiario además de regularizar el comercio exterior…

Elegido en abril del 2013, el sucesor de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, lo superó con creces. En un año, ha congelado la actividad económica del país. Esta semana, anunció que se veía obligado a implementar una cartilla de racionamiento parecida a la que Cuba instauró hace medio siglo…

Caso aparte el petróleo, del que se produce cada vez menos teniendo Venezuela las reservas más grandes del mundo. Hoy importa casi todo. Ayer un país ganadero y agricultor, hoy en día se ve obligado a comprar más de un tercio de lo que se consume diario.

Al país no le quedan casi divisas, ¡el colmo para un país exportador de petróleo! En los hospitales escasea todo. Los cortes eléctricos son cada vez más frecuentes. La inflación anual sobrepasa el 56%, condenando así a los más pobres a una pobreza mayor.

Los manifestantes se enfrentan a las milicias paramilitares del régimen. Y éste acusa a los “burgueses” de tomar la calle. Se equivoca. Detrás de los estudiantes, punta de lanza de la protesta, está todo el espectro completo de la sociedad venezolana que expresa su inquietud por el futuro.

Bajo la personalización del poder a ultranza que encarnaba Hugo Chávez, el ejército continúa ganando espacio en la vida política. El “modelo cubano” produce acá todos sus efectos nocivos. Se ha creado una economía paralela, un mercado de tráfico interno y externo que beneficia a una pequeña nomenklatura sin escrúpulos.

Al derrumbamiento de la economía se agrega una inseguridad galopante: 25 mil homicidios por año, sin contar los robos, agresiones de todo tipo y secuestros. Caracas es la capital más peligrosa del planeta.

Se necesita todo el atractivo del “exotismo latino” para que ciertos intelectuales franceses le encuentren todavía algún encanto al “chavismo”. Más aún cuando éste, ya sea bajo Maduro o bajo Chávez, cercena las libertades públicas, silencia a una parte de la prensa y maltrata a cuánto se le opone. En la realidad, el chavismo se torna en pesadilla.

Fuente Original: Eidtorial Le Monde. “Les Vénézuéliens dans l’impasse du « chavisme ». Le Monde.fr  11.03.2014. Le Monde 11.03.2014. http://www.lemonde.fr/acces-restreint/idees/article/2014/03/11/6d686a9763666cc594686466619f6d_4381014_3232.html

Traducido por Vicente Ulive-Schnell (publicado en: http://www.moebius77.com/blog2/2014/03/editorial-sobre-venezuela-le-monde-11032014/

#infoVnzla /  @infoVnzl