¿Quiénes son los “fascistas” en Venezuela y en Ucrania?

Por Paulo Paraguaná

Le Monde.fr – Publicado el 07-03-2014

Entre Venezuela y Ucrania no hay solamente miles de kilómetros de distancia, sino además grandes diferencias históricas, políticas y culturales. Sin embargo, enfrentados a las protestas y a las manifestaciones de oposición, los presidentes Nicolás Maduro y su destronado homólogo Viktor Yanukóvich, han recurrido a una misma retórica.  Al oírlos hablar, sus opositores se reducen a “fascistas” y “golpistas”.

Tanto en un caso como en el otro, se trata de descalificar a los grupos opositores. Pero ¿por qué exactamente en los mismos términos, empleando las mismas palabras?

Acaso la respuesta no se halle en la historia de ambos países. En Ucrania, el fascismo remite a un pasado deshonroso, durante la segunda Guerra Mundial, mientras que en Venezuela, no hay nada semejante. Hagamos un breve recorrido histórico:

Los venezolanos se liberaron de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez en 1958. Durante los cuarenta años siguientes, los socialdemócratas (Acción Democrática) y los Demócratas Cristianos (COPEI) ocuparon el poder alternativamente. Es decir, se trataba de una izquierda reformista y de unos centristas más bien moderados. Hoy, son ellos los que están en la oposición junto con otros partidos, algunos más de derecha,  otros más de izquierda, e incluso de extrema izquierda. Tanto Henrique Capriles Radonski, antiguo candidato presidencial, como Leopoldo López, hoy en día encarcelado, han elegido situarse en la centroizquierda.

Los venezolanos en contra de la corriente en América Latina

2014221113941989184_8

Partidarios del expresidente Hugo Chávez, el 20 de febrero en Caracas. Rodrigo Abd/AP

Venezuela, en los años de 1960 a 1998, antes de la primera elección de Chávez, íba más bien a contracorriente del resto de América Latina, cuando la región justo era víctima de una proliferación de golpes de Estado militares y de regímenes autoritarios. Los fascistas y golpistas hacían estragos más allá de las fronteras, mientras que Caracas, remanso democrático, acogía a numerosos refugiados políticos latinoamericanos.

En 1992, en Venezuela hubo dos intentos de golpes de Estado militar, dirigidos por el teniente coronel Hugo Chávez. Aunque parezca incongruente, estos atentados contra el orden constitucional son festejados hoy por el régimen chavista como gestas heroicas y celebradas en un día de asueto: el 4 de febrero.

Una vez en el poder, estos antiguos oficiales golpistas conformarían el círculo de cercano a Chávez. El teniente coronel siempre tuvo mucha más confianza en los militares que en los civiles. Y los militares siguen teniendo una fuerte representación en el gobierno de Maduro, entre instituciones y empresas públicas, a su vez reforzadas por oficiales activos. El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, número dos del régimen, incluso ha sido ascendido recientemente, aunque forma parte del cuadro de reserva, ha pasado de teniente a capitán.

En el 2002 hubo otro intento fallido de golpe de estado, esta vez contra Chávez. Lo que los chavistas “olvidan” recordar es que el presidente renunció a solicitud de la jerarquía militar,  y que se rindió sin oponer resistencia –como de hecho lo hizo en 1992-. Los canales de televisión, empresarios y políticos se apresuraron a tomar el tren en marcha, pero la locomotora estaba sin lugar a dudas en manos de los militares.

La experiencia lo demuestra: no se da golpe militar sin oficiales activos a la cabeza de las unidades operacionales. Entre los fantasmas de unos y  las veleidades de otros todo queda igual.

Represión de parte de grupos paramilitares

Durante la conmemoración de la muerte de Hugo Chaávez, el 5 de marzo en Caracas. Fernando Llano/AP

Durante la conmemoración de la muerte de Hugo Chaávez, el 5 de marzo en Caracas. Fernando Llano/AP

El jueves 5 de marzo, en el desfile militar, en conmemoración del primer aniversario de la muerte de Chávez, se demostró de qué lado están las armas en Venezuela. Además de vehículos blindados y soldados de infantería de las fuerzas armadas, así como fuerzas policiales, se vieron desfilar también a las milicias y a los “colectivos” chavistas. Es decir, grupos paramilitares comandados por el poder. Maduro pidió a estos últimos reprimir las manifestaciones de la oposición. Desde principios de febrero, los enfrentamientos han dejado una veintena de muertos. La mayoría de ellos por armas de fuego.

La utilización de irregulares para reprimir a los opositores era una de las características del fascismo italiano, de donde justamente viene la denominación de los “fascio”, los grupos de antiguos combatientes y matones encargados de sembrar el terror. Ya no se usa el aceite de ricino como en la época de Mussolini, sino armas de fuego, incluso fusiles y ametralladoras.

El uso de una misma retórica para referirse a los que protestan en Ucrania y Venezuela no se explica por semejanzas entre ambos países, sino en la inspiración en un mismo recurso: los manuales soviéticos. En América Latina, Cuba ha tomado ya hace tiempo el lugar de Rusia al encargarse de difundir y utilizar ese tipo de documentación soviética, cuya influencia en el formateo de las mentalidades y de los reflejos de defensa pavlovianos no son nada desdeñables.  Y sus clases de política, Nicolas Maduro las cursó con los cubanos

Fuente Original: Paraguaná, Paulo. « Qui sont les “fascistes” au Venezuela et en Ukranie ? ». Le Monde.fr/M Blogs. 07 de marzo 2014. Le Monde.fr. 07-04-2014.

http://america-latina.blog.lemonde.fr/2014/03/07/qui-sont-les-fascistes-au-venezuela-et-en-ukraine/

Traducido por #infoVnzla

@infoVnzl

One thought on “¿Quiénes son los “fascistas” en Venezuela y en Ucrania?”

Comments are closed.