Venezuela y la hipocresía de la Izquierda internacional

Carlos González

Publicado: 02/24/2014 9:06 am EST / Actualizado: 02/24/2014 9:59 am EST

Los estudiantes y la clase media de Venezuela llevan casi dos semanas protestando en las calles de ese país, pero la Izquierda internacional permanece callada. ¿Cuál es el motivo de las protestas protagonizadas por este amplio contingente de la sociedad venezolana? Según el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, todo responde a la injerencia de Estados Unidos, que pretende allanar el camino para un golpe fascista. Parecen sin duda argumentos tomados del manual cubano-soviético.

Los venezolanos están protestando por una inflación del 56 por ciento, una de las más altas del mundo. Los venezolanos están protestando porque sufren una de las tasas de homicidios más elevadas del mundo: 25.000 muertes violentas el año pasado, o una persona asesinada cada veinte minutos. La tasa de homicidios en Caracas asciende a 122 por 100.000 habitantes, cifras que ni siquiera se registran en zonas de guerra. La gente está en la calle porque no tienen acceso a necesidades básicas como pan, carne, papel higiénico, electricidad… la lista es larga.

Consideremos hipotéticamente la situación con el antiguo Alcalde de Londres, Ken Livingston, partidario de la Revolución Bolivariana desde sus inicios. ¿Creen que reprimiría violentamente a los residentes de Londres si estuvieran manifestando en la calle a causa de una tasa de homicidios como la de Caracas, que es superior a la de Bagdad? No lo creo. Se vería obligado a renunciar.

Tomemos a Sean Penn o a Oliver Stone, también admiradores de la “revolución bonita”, como la solía llamar Chávez. ¿Qué harían si el Presidente Obama ordenara el cierre de periódicos y canales de televisión, y si además encarcelara a sus opositores como lo ha hecho el Presidente Maduro? Creo que harían un llamado a los ciudadanos estadounidenses para que salieran a la calle y protestaran, tal como lo están haciendo los venezolanos.

El gobierno venezolano ha cerrado canales de televisión que critican al gobierno. Le ha negado a periódicos opositores el acceso a las divisas que necesitan para poder comprar papel; algunos han cerrado y otros se han visto obligados a publicar diarios de menor grosor. El gobierno sacó del aire al canal de noticias colombiano NTN24 por su extensa cobertura de las protestas y revocó las credenciales de cuatro periodistas de CNN. ¿Es así como actúa una democracia legítima?

Quienes respaldan al gobierno venezolano mantienen que el Presidente Maduro fue elegido democráticamente. Es cierto, técnicamente lo fue. ¿Pero puede decirse que fueron elecciones justas? Como saben los que siguen la situación venezolana de cerca, el partido de gobierno PSUV utiliza el dinero de los contribuyentes para financiar sus campañas, mientras que la oposición solo puede acudir a los mecanismos de financiamiento contemplados en la ley, lo que supone una enorme desventaja.

No olvidemos el efecto de la “Lista Tascón”. En 2004, en el contexto del llamado a un referendo revocatorio (de la presidencia de Chávez), Luis Tascón, miembro del partido chavista gobernante, publicó una lista en Internet de todas las personas que habían votado a favor del referendo. Aquellos que ocupaban cargos públicos fueron despedidos sumarialmente y perdieron la posibilidad de ganarse la vida por el solo hecho de haber ejercido su derecho democrático. ¿Acaso el voto no es secreto? Hasta el día de hoy, cada vez que se avecina una elección se les recomienda a los empleados públicos que voten por el partido de gobierno so pena de perder sus empleos.

La ONG Human Rights Watch ha denunciado que “la acumulación de poder en el brazo ejecutivo y la erosión de las garantías de derechos humanos han permitido al gobierno intimidar, censurar y enjuiciar a sus críticos”. Tal como lo señala James Bloodworth en su brilliante artículo en The Independent, “En el Reino Unido existe actualmente un debate sobre el uso de las llamadas ballenas, que a juicio del ministro de Interior deberían ser un recurso permitido para la policía a la hora de enfrentar disturbios. La Izquierda británica se opone como cuestión de principios al uso de estos cañones de agua, como lo haría cualquier persona civilizada. Sin embargo, acabo de ver un video de manifestantes venezolanos siendo reprimidos con cañones de agua y no he escuchado ni una sola condena por parte de las personas que seguramente escribirían cartas de indignación a la revista británica New Statesman si esta misma arma llegara a desplegarse en calles británicas. ¿Por qué se produce este doble estándar?” Sr. Livingston, ¿puede explicarlo usted?

Aquellos que militan en la Izquierda internacional celebran la reducción de la pobreza en Venezuela, pero no se dan por enterados que otros países latinoamericanos carentes de la enorme riqueza petrolera de Venezuela han logrado mayores avances en esta materia sin erosionar los principios democráticos. La verdadera justicia social no puede existir fuera del marco de una democracia que funcione en todo sentido.

Es hora de que los que nos consideramos de Izquierda dejemos de defender lo indefendible. Debemos denunciar las acciones de un gobierno represivo que le dispara a sus propios ciudadanos por el hecho de exigir una verdadera democracia y una mejor vida. El Socialismo sin democracia es simplemente dictadura.

El Presidente Maduro continúa llamando fascistas a los estudiantes y a la clase media que protestan en las calles. Quizás sea hora de que se mire en el espejo.

Diccionario Webster
(Definición traducida al español):

Fa-scis-mo sustantivo
: manera de organizar la sociedad en la que un gobierno comandado por un dictador controla la vida de las personas y en la que está prohibido estar en desacuerdo con el gobierno.

: autoridad o control sumamente severo.

Fuente: Venezuela and the Hypocrisy of the International Left (via Huffington Post)

Traducido por #InfoVenezuela

4 thoughts on “Venezuela y la hipocresía de la Izquierda internacional”

  1. La tasa de homicidios de 122 no me cuadra, revisar los cálculos debería alrededor de 83

  2. Gracias por el comentario. Nosotros solo traducimos los comentarios o noticias de otros.

Comments are closed.