Les Temps Modernes, la crisis venezolana en francés

Publicado originalmente en El Estímulo el 01/06/2018 / Noticia original

Por Yoyiana Ahumada

La emblemática revista gala dedica un número especial a la situación de la República Bolivariana, con sus páginas dibujadas por firmas locales que tratan de explicar el país. Su editora, Paula Vásquez, abona a la discusión europea atendiendo que “en la academia francesa que apoyó al chavismo hay un silencio ensordecedor”

En días pasados se presentó en Caracas el número 697 de la emblemática revista Les Temps Modernes fundada en 1945 por Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir y dirigida actualmente por Claude Lanzman. Concebida para debatir temas de actualidad, filosófica, sociológica y literaria, icono del pensamiento de la izquierda francesa, dedica una edición especial a la situación venezolana. Venezuela Le Pays des fractures (1998-2018) inicia el debate.

La edición hecha a cuatro manos por Paula Vásquez y Paula Cadenas reúne una mirada profunda del acontecer venezolano de los últimos 20 años. Desde la crónica periodística -con firma de Hugo Prieto- y testimonios, hasta el análisis. También la destrucción del imaginario, en ensayo de Ana Teresa Torres; el hambre como política de Estado, evaluado por Paula Vásquez, autoridad en el tema venezolano dentro de la academia francesa;  la influencia del chavismo en las universidades, estudiada por Gisela Koza; el tema de la juventud heroica de 2017 -Héctor Torres-; el rol de la sociedad civil comentado por Luis Gómez Calcaño; así como el debilitamiento del poder parlamentario en visión de Alejandro Martínez Ubieda, entre muchos otros para informar al público galo en su propia lengua y códigos culturales

En conversación con Clímax, Paula Vásquez, coeditora junto a Paula Cadenas, comparte algunas reflexiones.

-Al parecer, la Academia y una parte de cierta intelligentsia francesa siguen convencidas de que en Venezuela se produjo la verdadera revolución de las minorias excluidas contra la elite dominante.

-No se debe generalizar. Digamos que lo que predomina en la intelligentsia francesa no es el pro-chavismo sino la indiferencia. Y no nada más hacia Venezuela, sino hacia todo lo exterior. Francia está pasando por un momento de auto referencia muy fuerte. En los medios mainstream, que ve todo el público, hay un mínimo espacio dedicado a lo internacional. En el medio académico hay un tipo de chavismo muy particular, por la identificación de la extrema izquierda con el proyecto de Chávez y su fascinación por la persona. En la francesa, como en la academia en general, predominan las posturas de izquierda. Durante el mandato de (Nicolas) Sarkozy los artículos sobre Venezuela publicados en el diario Le Figaro eran abiertamente chavistas: hasta la forma de escribir las noticias era calcada del discurso oficial. Eso se debía, por una parte, al histórico anti americanismo de la derecha francesa. Por otra, al enorme trabajo de lobby que hicieron los sucesivos gobiernos de Chávez en los medios europeos. El desencanto por el chavismo es muy reciente, pero diría que es a todo nivel. Pocos defienden lo que ocurre hoy. Las polémicas vienen por las razones de la catástrofe. Entre aquellos que apoyaron incondicionalmente a Chávez desde lo académico y que se beneficiaron de viajes organizados y simposios financiados con dinero oficial, lo que hay es silencio ensordecedor. Primero fueron chavistas, luego chavólogos… ahora callan.

 

-¿Qué significa haber concebido esta edición junto a Paula Cadenas? ¿Cuáles fueron las dificultades  que enfrentaron?

-Yo calificaría este trabajo como una enorme empresa de traducción de la cultura, la historia, los matices. Ese trabajo de traducción antropológica es uno de los retos que pude identificar después de mi libro El militarismo compasivo (2014), hacernos entender para poder debatir, hablar con las mismas categorías que el público francés, decirlo en un lenguaje que ellos entiendan. Es casi un asunto cognitivo. Esos artículos fueron escritos en español para ser traducidos, siguiendo unas pautas muy específicas. Lo otro es que la manera de escribir, de decir, tan nuestras, pueden ser universales si están bien traducidas. Hablo por eso de una antropología de la traducción, una antropología política. De hecho, la última palabra la tenían los editores de la revista. Ellos podían alterar cosas “para que el público francés entienda”, o “ese término no lo entiende el público francés”. Lo más difícil fue hacer que “pasaran” los artículos de análisis profundo con categorías abstractas: los editores querían anécdota, testimonio, el cuento del dolor. Les comuniqué mi incomodidad: “dejemos que los venezolanos piensen en términos teóricos lo que les ocurre. No podemos reproducir un pensamiento colonial: los venezolanos solo ponen los datos y las vivencias, los franceses la teoría”. Empezó un trabajo interesante. Textos más teóricos, como el de Rafael Sánchez fueron más fáciles de “pasar”. El de Gisela Kozak fue complicado. Que esa revista en particular publique un texto en el que se cuestione tan fuertemente a la izquierda y sus prácticas en las universidades y se muestre que el chavismo ha heredado mucho de eso, significa un pequeño terremoto.

-¿Cuál fue el criterio de curaduría? Hay individualidades identificadas con la disidencia chavista como Margarita López Maya y posturas más de centro como la de Ana Teresa Torres.

-No fue por posicionamiento ideológico. Fue por temas, áreas: lo social, lo cultural, la política, el ambiente. Nos quedaron por fuera las relaciones internacionales. No pude conseguir quien trabajara sobre la presencia de China, Rusia e Irán en Venezuela.

-¿Qué expectativas tiene con esta publicación?

-Espero que la percepción de lo que ocurre en Venezuela cambie. En lo que me concierne, como investigadora titular del CNRS (Centro Nacional para la Investigación Científica), parte de mi trabajo consiste en divulgar conocimiento. Claro, esta no es una revista académica, pero la expectativa es elevar el nivel del debate francés sobre Venezuela. El que venga a defender lo indefendible en un estudio de televisión lo pensará dos veces si se leyó el número. Porque eso sí tiene Francia, que en la mayoría de los casos la gente lee y se informa bien de aquello que está escrito en francés, y debe conocer lo que hicieron los demás cuando va a hablar de un tema. El que quiera hablar de Venezuela aquí, tendrá que pasearse por esos artículos o se arriesga a ser descalificado.

-¿Hay entre los colaboradores alguno que representa y justifique el pensamiento de la izquierda chavista?

-Me complace que todos hayan participado. No puedo señalar a nadie y caer en lo personal. El debate de ideas es bienvenido.

En el número dedicado a Venezuela de Les Temps Modernes participan varias plumas civiles que retratan la Venezuela actual. Aquí, hablan

 

Héctor Torres, la juventud en juego

“Teníamos las emociones alteradas y el ánimo descompuesto. Cada día de protesta podíamos esperar la noticia de la muerte de algún muchacho y la detención de decenas de ellos. Eso no los amilanaba y seguían saliendo a la calle cada día, movidos por sus convicciones y la certeza de que el futuro del país les pertenecía y debían ganárselo. En contraposición con las generaciones previas, que crecieron en un país en relativa y aparente paz, pudieron estudiar, disfrutar y vivir sin tener que pelear por su futuro, suponía una actitud verdaderamente heroica. La capacidad de luchar por algo más grande que ellos. Sentí que visibilicé una lucha muy importante que corría el riesgo de pasar inadvertida, en medio del agite de esos días y la endeble memoria de lo que vivimos, tan frágil y llena de nuevos sucesos que suplantan a los anteriores. Más allá de la condición de icónica de la publicación, me resultó importante poder llegar con nuestra visión de los sucesos del país a lectores en otro idioma, y además en una publicación de la que beben -miembros de la izquierda empecinada en que el mundo se parezca a sus dogmas. El hecho de que ese número exista, abre un agujero a su férrea percepción de lo que ocurre en Venezuela”.

Ana Teresa Torres, el imaginario herido

Mi artículo Heridas simbólicas. Seis momentos de la revolución bolivariana se refiere a hechos que considero heridas de la memoria y la identidad, del imaginario colectivo: cambio de nombre de la Republica, de los símbolos nacionales, exhumación de los restos de Bolívar, profanación de la sinagoga de Maripérez (Sinagoga Tiferet Israel), violación de las tumbas de Rómulo Gallegos y Medina Angarita, linchamiento de la estatua de Cristóbal Colón. Los intelectuales europeos ven el mundo desde sus premisas, como es comprensible, y eso puede a veces ser un obstáculo para apreciar realidades distintas y sobre todo desconocidas. No estoy segura de que hayan cambiado de opinión, pero la revista contribuye al menos a conmover algunas certezas que derivan de la división del mundo izquierda/derecha, oligarquías blancas/pueblo mestizo, colonialismo/independencia, etc.

 

EL PAÍS TOMA LA PALABRA

Por: Leonardo Padrón

Usted puede darle el nombre que quiera. Puede decirle consulta popular. O soberana. O, como dicta la tradición, llamarlo plebiscito. También puede asumirlo como la gran encuesta nacional, la que recogerá la opinión de todo el país electoral, el país que tiene edad para votar y elegir, para respaldar o rechazar, para elegir otro destino o persistir en la pesadilla. En realidad no importa el nombre que le de. Importa el sentido que tiene ese día. Importa que todos nos hemos puesto de acuerdo para -en un mismo domingo- expresar nuestra opinión, para responder tres preguntas que contienen el talante definitivo de nuestro futuro. Importa que la democracia, a pesar de lo sangrante y herida que está, le pide hoy a los ciudadanos que la invoquen, que digan lo que piensan sobre sus gobernantes, que lo expresen de la forma más sencilla posible: con un lápiz, con su cédula laminada y su verdad. Para que el mundo, y nosotros mismos, y los hombres que rumian su poder en Miraflores, oigamos la opinión de todos y cada uno de los que forman parte de un mapa, un gentilicio, una razón de ser llamada Venezuela.

Ellos dicen que no es legal, ni vinculante, que es sedicioso, que solo procura violencia, que si el CNE no participa no vale, que necesita el visto bueno del TSJ, de los hermanitos Rodríguez, del Contralor, del Foro de Sao Paulo en pleno, y hasta algún gesto inequívoco del eterno. Ellos andan nerviosos, inquietos, desajustados. No duermen bien, botan el café, se tropiezan con las vocales. Buscan esquinas oscuras en la constitución, le tuercen la oreja a los artículos, inventan leyes y sentencias de última hora. Quisieran saltarse el domingo 16 de julio, expropiarlo, que sea declarado un día postizo, inexistente, falso en el calendario. Ruegan por un milagro que los ayude a frenar la avalancha, el tsunami, la tormenta. Porque lo que asoma en el horizonte para Nicolás Maduro y su siniestro régimen es un desastre natural de enormes proporciones. Estamos hablando de millones y millones de personas, venezolanos todos, que expresarán de forma cívica, pacífica y organizada su ya basta, su no queremos más dictadura, su exigimos democracia y elecciones libres. Gente en todos los municipios y rincones, en todos los estados y esquinas, en decenas de ciudades en el resto del planeta, que marcará tres veces sí. Sí para expresar su rechazo a la Constituyente. Sí para demandar a la Fuerza Armada Nacional obediencia a la constitución y respaldo a la Asamblea Nacional que nosotros mismos elegimos. Sí para renovar los Poderes Públicos, para conformar un Gobierno de Todos, para realizar elecciones libres, para restituir el vapuleado orden constitucional. Tres veces sí para ser enfáticos, para que no queden dudas, para dejarle claro a la dictadura nuestro multitudinario deseo de volver a vivir en democracia.

Todos los muertos que han caído bajo la metralla del régimen, todos los que han recibido perdigones y bombas lacrimógenas en sus ojos, piernas y rostros, todos los que se llenan de oscuridad y oprobio en las cárceles, todos los que han recibido patadas y golpes en su dignidad, todos los ultrajados y robados por los colectivos y la Guardia Nacional, todos los que se tuvieron que ir del país, todos los que se quedaron sin presente ni sospecha de futuro, todos los que han sido saqueados, allanados, violados, humillados, amenazados, intimidados, burlados, todos, absolutamente todos, tendrán la oportunidad de expresar su opinión. Incluso los indiferentes, los temerosos, los replegados. ¿Acaso hay algo más vinculante que el sentir del propio país expresado en cada uno de sus individuos? ¿Hay algo más democrático y honesto que pedirle a todos los ciudadanos que manifiesten su opinión, sin manipularlos, sin obligarlos o amenazarlos con despedirlos de su trabajo o no darles la limosna de los CLAP?

Eso es lo que va a pasar el domingo 16 de julio, en más de dos mil puntos soberanos y más de catorce mil mesas de votación en toda Venezuela. Eso es lo que va a pasar en más de 70 países del mundo y 430 ciudades del exterior, por donde andan tantos venezolanos, errantes y melancólicos, huérfanos de país y de rumbo, con la nostalgia atragantada en el alma. Es imposible no participar en el evento más democrático de los últimos tiempos. Es un nuevo e inmejorable chance para ser protagonistas de nuestra historia. Es un gesto colectivo que expresará nuestra aspiración de volver a ser un país normal y decente, y no la región más sórdida del continente. Hemos marchado sin descanso. Hemos dejado la piel en la calle. Hemos manifestado de todas las formas posibles. Han sido más de cien días de protesta febril, más de noventa muertes dolorosísimas, mas de mil heridos y cientos de presos políticos. Ahora nos toca enfrentar una cifra más pequeña pero decisiva. Nos toca decir tres veces SÍ. Tres veces en una planilla. Millones y millones de personas diciendo tres veces SÍ.

Y que se exprese el deseo multitudinario de los ciudadanos. Que el país tome la palabra. Que la dictadura termine de entender que se ha vencido su tiempo. Que es el momento de irse y darle el paso de nuevo a la democracia.

Es hora de levantar el sol.

De atizar la dignidad.

De volver a empezar todos de nuevo.

Tomado de: caraotadigital.net

CIEN DÍAS

Por: Hector Torres

Hay quien no se ha perdido una marcha. Hay quien ha ido cada vez que puede. Hay quien ha estado en la primera línea. Hay quien ha cobijado a los que protestan. Hay quien ha arrebatado a muchachos de las garras de los represores. Hay quien ha hospedado a los que vinieron de lejos a protestar. Hay quien ha recibido a los que han marchado a Caracas desde diversos puntos del país. Hay quien ha fabricado implementos de manera artesanal para que las lacrimógenas no maten a los muchachos. Hay quien ha divulgado. Hay quien se ha informado y ha informado. Hay quien alertó y desmontó noticias falsas. Hay quien ha investigado y desmontado ollas del poder. Hay quien ha grabado y subido a la red videos de represión y de violación a los derechos humanos. Hay quien ha escrito. Hay quien ha organizado a sus vecinos. Hay quien ha estado, desde ya, pensando el país del futuro. Hay quien ha buscado llevar nuestra realidad a otros medios y otros lectores. Hay quien ha preparado comida para los desatendidos por la mafia en el poder. Hay quien ha rezado con fervor. Hay quien ha ayudado a los presos políticos. Hay quien ha asistido a los que necesitaron ayuda psicológica. Hay quien ha adoptado campañas sobre temas específicos. Hay quien se entregó a visibilizar casos de presos políticos olvidados. Hay quien asistió legalmente a esos presos. Hay quien llevó estadísticas. Hay quien lloró la muerte de un hijo, aunque no fuese el suyo. Hay quien llevó la cuenta. Hay quien organizó foros. Hay quien creó listas e informaciones de utilidad para la resistencia. Hay quien ha documentado. Hay quien, desde el exterior, ha protestado e informado acerca de lo que ocurre acá. Hay quien ha sustentado expedientes a violadores de Derechos Humanos. Hay quien se ha dedicado a cazar bots chavistas y los ha denunciado. Hay quien ha documentado fortunas mal habidas. Hay quien las expuso. Hay quien ayudó económicamente a causas comunes en esta lucha. Hay quien curó a los heridos de la represión. Hay quien localizó medicinas y las puso a disposición de la gente. Hay quien no estaba en la protesta y, gracias a eso, grabó una abuso que luego circuló por las redes. Hay quien, por tampoco estar, salió de su negocio a rescatar a un muchacho de las manos asesinas. O lo escondió de los perseguidores…

Venezuela nunca ha estado más unida ante un interés común. A lo largo de estos cien días cada quien ha obedecido con fidelidad a una voz dentro de su corazón que le ha dicho lo que es correcto. Y ha actuado en consecuencia. Lo importante es que todos, desde la obediencia a esa voz, estamos construyendo esta historia. Entre todos hemos llegado a este punto. Todos somos esa Venezuela que lucha por su tierra y por su vida. Todos tenemos algo que aportar. Y todos lo estamos haciendo. Lo importante, como dice mi querida Dira Martinez Mendoza, es que cada quien mantenga encendida la llama dentro de su corazón. Aunque falta por ver el horror del que son capaces de generar los que están sintiendo la proximidad de su fin, no nos dejemos distraer ni confundir. Esta convicción es irrevocable. Que no se apague esa llama.

“El Pacto de Ramo Verde”

Díganme optimista, hasta ingenua, pero a mi me huele a libertad… Aitzbea Ramos Barreda

Lo mas hermoso que he visto en estos días, es ver como se organizan los venezolanos en el exterior para la jornada del domingo. Gabriela Santander Hulian

Somos algo así como 32 millones de venezolanos, unos 15 millones menores de 18 años. Según el gobierno hay 14 millones con carnet de la patria que ellos aseguran irán a votar por la constituyente. La oposición calcula unos 10 millones de participantes en el plebiscito …. Hay una cuenta que no me da! Ileana Iribarren

Leopoldo en casa sorpresa para todos… Nico, aún 400 casas más para sorprender y si además acabas con las colas, aparecen medicinas, y desaparecen los malandros, me cago. Nos vemos el 16! Jon Bilbao

¿Triste? Triste es ser Pedro Carreño, coprófago de las cagadas de Nicolás y Diosdado para poder usar corbatas de marca. ¡Eso es triste! Golcar Rojas

Tibisay Lucena ha hecho todo para merecer su ingreso al Panteón Nacional. Ahorita. Luis Yslas Prado

Lo que falta es que salga Diosdado a decir que el es como es por culpa de Luisa Ortega. Tom Monasterio

El peo no es si Lilian. El peo es que usted le para bola. Cesar Oropeza

Me ladilla ver/leer a Orlando Urdaneta, Kiko Bautista y Napoleón Bravo criticar a Lilian, hablar de Venezuela, meterse con Capriles o joder a Maduro, cuando los tres le besaron el culo a Chavez. Hans Graf

Lilian es otro legado de Chavez. Alejo Antonitaborda

Sólo diré que, desde hace ya bastante, bauticé el asunto como “El Pacto de Ramo Verde”… Vaya. Ana Chin A Loy

Como nadie puede pronunciar plebiscito se cambió a consulta, como ir diciendo coño e madre es poco elegante se dice chavista. Como todos estamos privados de libertad volvemos a usar la palabra preso. MADURO PÚDRETE. Claudia González Avendaño

Nicolás Maduro debería venirse para Berlín.. Tiene mas seguidores en el Mauer Park que en toda Venezuela… Y todos saben mejor que uno lo que pasa en Venezuela. Esta es, sin duda alguna, la sede mundial del izquierdismo infantil!! Cayetano Ramírez

Supongo que los presidentes de países reciben llamadas todos los días, pero que la página del Kremlin diga que Maduro llamó a Putin es raro. Fran Monroy Moret

BonusCrack
Lo que más me emociona de votar el domingo es que será un acto por completo civil. No habrá un militar mandándome a hacer una cola y pretendiendo ser garante de mi democrático derecho al voto. Monito Underwood

Recopilación y edición por Guaritoto González

Ciclos, amor y pertenencia

Por: Valeria Artigas Oddó

Foto: latercera.com

2017-07-09-PHOTO-00000982

9 de julio. Hace 42 años (sí, cuarenta y dos…) mi mamá, mis hermanos y yo llegábamos de Argentina a Caracas para reunirnos con mi papá, en lo que sería la etapa más larga y final de nuestro exilio. Yo tenía 6 años y recuerdo muchas cosas de ese día, la luz inigualable, el cielo movedizo y hermoso, el calor húmedo, el acento melodioso y dulce de los adultos que nos recibieron, aunque todavía no les entendía nada… Crecí, me formé, y me hice en Venezuela que ahora es mi patria putativa y el yang de mi identidad plena.

42 años después, de vuelta hace rato a mi ying, chilena casi  completa, me encuentro todos los días con niños venezolanos que vienen nuevecitos a hacer la vida en Chile, igual que yo en el 75; con papás aperrados y asustados también, que quieren que sus hijos crezcan a salvo. Vienen ya sin primos, sin abuelos, sin tíos, transplantados a una realidad que todavía no les pertenece. Que llegan a una ciudad de cielos estáticos, fríos secos y acentos cortopunzantes. Niñas y niños que miran con ojos grandes y se van adaptando a lo que, ojalá, será su nueva e híbrida identidad. Cada vez que puedo les converso, los abrazo, los acojo con toda la calidez que tengo, porque me veo a mi misma. Porque sé que es difícil, sé todo lo que cuesta, conozco lo que perdieron y deseo desde lo más profundo de mi guata y mi corazón que encuentren acá todo lo que su país de origen me dio a mi; pertenencia, solidaridad, risa, seguridad, amigos entrañables, familias escogidas desde el amor… en definitiva una buena y feliz vida.

Ahora, nos toca a nosotros devolverle la mano a la vida que permitió que nos salváramos en cada niño inmigrante que llega a lo desconocido, lejos de muchos de los que ama y más lejos de todo lo que conoce y le da seguridad.

Estoy segura que Chile está a la altura de ser para esos niños, todo lo que Venezuela (y tantos otros países) fueron para cada uno de nosotros.

Salud mamá, papá, Vero y Tito. ¡Fulía, fulía, fulía!

Las imágenes de los 100 días…

Un homenaje a todos esos profesionales de la fotografía que han cubierto cada uno de estos 100 días de protestas en Venezuela.
He aquí nuestra selección de las imágenes que nos han marcado desde el comienzo de las manifestaciones. No siempre son cronológicas aunque marcarán sin duda alguna nuestra historia.
Aplaudimos desde InfoVnzla la labor de:
Federico Parra, Isaac Paniza, Juan Barreto, Ramzi Souki, Francisco Risquez, Braulio Jatar, Andrés Kerese, Carlos Becerra, Maura Morandi, Donaldo Barroso, Miguel Gutiérrez, Leo Álvarez...

 

 

 

 

 

 

 

 

View this post on Instagram

22 de abril de 2017. • #caracas #venezuela #22a

A post shared by D o B a . (@donaldobarros) on

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

La Razón. #SoyUnObservador

Una publicación compartida por Isaac Paniza (@ipaniza) el

 

View this post on Instagram

Bombazo. • #caracas #venezuela #3m

A post shared by D o B a . (@donaldobarros) on

 

 

 

 

 

 

View this post on Instagram

Cuando yo era niño… • #caracas #venezuela #8m

A post shared by D o B a . (@donaldobarros) on

 

 

 

 

 

 

 

 

 

View this post on Instagram

Oposición. • #caracas #venezuela #18m

A post shared by D o B a . (@donaldobarros) on

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

Detenido en #Altamira el día de hoy. #Venezuela #ipaniza #22J

Una publicación compartida por Isaac Paniza (@ipaniza) el

 

 

Ver esta publicación en Instagram

🇻🇪🏴David Vallenilla. #22J #Caracas #Venezuela 🏴🇻🇪

Una publicación compartida por Francisco Rizquez (@imfpluss) el

 

 

 

View this post on Instagram

La Défense. •

A post shared by D o B a . (@donaldobarros) on

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

100 crónicas, 100 días

100 días, Nicolás. Córtate El Bigote. Naky Soto Parra

100 días. ¿Balance? Leoncio Barrios

-Lilian, tengo hambre.
-Justo voy al abasto, Leo. ¿Te traigo algo?
-Toma 50 bolos. Trae una canilla, 500grs de jamón y será ¿un refresco de litro y medio?…
-Leo… tenemos que hablar. Anacaona Gutierrez

100 días, ¡orgullosa de ser Venezolana! Tote Tejero

No sé si se dieron cuenta, pero en Ramo Verde quedó una celda vacía en la que cabe completico Nicolás. Golcar Rojas

¡Toda Venezuela es una casa por cárcel! Alejandro Solo

Libérennos a TODOS !… Nojoda. Jesús Chuchin Loreto

Maduro será a Leopoldo lo que Caldera fue a Chávez? (ya sé que no está libre etc.) Rafael Rapa Sáez

La liberación del golpista Leopoldo López es una buena noticia si contribuye a la paz y al diálogo en Venezuela, ojalá así sea. Alberto Garzón.

Todo mi desprecio a quien llama golpista a los demócratas venezolanos y presos politicos a los terroristas de ETA. Rosa Díez

Maduro: “Leopoldo López está preso por responsabilidad de Luisa Ortega”. Creo que jamás había escuchado a este bolsa decir la verdad. Cesar Oropeza

Verga pana. Esa gente de la MUD ha recibido coñazo, patada, humillaciones, cabezas rotas, gas pimienta, ballenazos, alcantarillazos… Ahora la dictadura suelta a Leopoldo (lo que todos pedíamos y seguimos exigiendo más, claro) y entonces los de la MUD son unos vendidos y Leopoldo “negoció”… Por eso es que nos merecemos a los chavistas, por güevones. Jorge Sayegh

Podemos estar plenamente seguros de que sospecharemos de todo. José Urriola

Caerá la Dictadura y saldremos diciendo que es una trampa. Marie Claire Kushfe

Qué cómico que los del gobierno digan “acatamos la decisión del TSJ”. ¡¡¡Son muy ocurrentes!!! Laureano Márquez

No trates como fiscal a quien se trata como contrabando. Luis Carlos Díaz Vázquez

Nota a pie de post. *plebiscito se escribe así y no “plesbicito”. Guaritoto Gonzalez

Maduro ha dicho hoy: “Si siguen en la calle me puedo poner bruto” ¿Será capaz de superarse en eso? Thaelman Urgelles

La expectativa de vida en Venezuela bajó a 17 años. Martín A Guzmán

La anarquía generalizada juega en favor del gobierno la protesta canalizada en favor de oposición. Los ingenuos cachicamos trabajan pa’lapa. LaDivina Diva

“…No nos convirtamos en ellos… ” Pizarro. Cita de Un Chacal

Si usted es de izquierdas debería oponerse a la dictadura militar de Maduro. Si es derecha a la dictadura comunista. Si es de centro por ambas razones. Cualquier otra opción es que usted no es democrático. Juan Manuel Trak

Estos días son buenos para reafirmar el antimilitarismo. Todos los días tenemos una nueva razón. Rodolfo A. Rico

Al parecer muchos tienen, además de una reina de belleza y un minero, también un militar represor en su ADN. Gustavo Valle

Recordaremos siempre la revolución que hizo del asfalto un cementerio… Patricia Michelangeli

El problema de Venezuela no es la falta de diálogo, sino que está gobernada por una dictadura. José Miguel Vivanco,

Si los cuerpos armados de un país consideran que un niño con una piedra en la mano y detrás de una reja puede ser una amenaza tal que requiera asesinarlo a quemarropa, después de 18 años de lucha intensa contra el imperio y de la posibilidad de ser invadidos por sus marines, no sé, algo huele a azufre ¿no? Ana Chin A Loy

Mi insomnio quiere que ese muchacho corra, corra, corra, que sea feliz, se enamore, vaya a la playa, se enamore, diga tonterías. Margarita Arribas

Nicolás, amigo, conociste a mi hijo en Plaza Venezuela, fui tu jefe en el Metro. David Vallenilla

La primera gran rebelión popular latinoamericana del siglo XXI les está pasando al lado y ni se enteraron. Magdalena López

Violencia no es estar arrecho, violencia es estar armado. Aleisa Mondolfi

¿Quién es el culpable de que un niño de la calle elija arriesgar su vida en la lucha contra la represión porque no tiene nada que perder? ¿Quién? Adriana Teran

¿Alguno pensó en una transición sin el chavismo? Natali Marcano

El imperio cubano… ¡¡¡que ironía!!! Martín A Guzmán

Sobre insania mental. Como ciudadano no he visto a Luisa Ortega Díaz hablando con pajaritos o vacas o preocupada por Directv y su espionaje. Fermín Mármol

El Tribunal Supremo de Justicia ha sido un obstáculo para la paz del país. Luisa Ortega Díaz

Luisa Ortega + Rodríguez Torres… Las Cuentas no dan, pero todo suma. Cesar Oropeza

Los días cierran con dos preguntas:
¿Cómo vamos?
– Mejor que antes de las protestas.
¿Qué vamos a hacer mañana?
– Mucho más que los represores. Luis Carlos Díaz Vázquez

Hoy un joven de 17 años nos dio una gran alegría, y murió otro chico de 17 años. Presidente pare ya las armas. Rafael Dudamel

Los muchachos son el presente y el futuro. ¡¡¡Te amo Venezuela!!! Hernán Jabes

En este país “Muchacho sí es gente” Tomas Eduardo Godoy Estaba

… cada vez que la GN asesina a alguien Maduro sale en T.V. bailando… Esto es el chavismo y la consecuencia de quienes lo apoyaron. Henry Casalta Contreras

El chavismo es una versión escatológica del Rey Midas, lo que toca lo vuelve mierda. Jorge Sayegh

El chavismo no lo inventó Chávez, estaba allí latente desde el siglo XIX. Es bueno entender esto para cualquier transición. Erik Del Búfalo

Nerón tocaba mientras Roma ardía y a nadie le quedó duda de que estaba loco. Marianella Torres Wagner

Padrino López: “No quiero ver un Guardia Nacional más cometiendo una atrocidad en la calle”… Para eso tenemos a los colectivos. Hans Graf

Vladimir “Il padrino” López. Gustavo Aleman

Padrino Vs. Reverol. Tomas Eduardo Godoy Estaba

Rebelión en la PRANja. Joaquin Ortega

Un GNB le pregunta a otro: “Chamo y que sinnifica eso de atroicidad” Rafael Rapa Sáez

El que se aparte de la línea de Estado, de la preeminencia del respeto de los derechos humanos y que se comporte no como un profesional, entonces tiene que asumir su responsabilidad. Vladimir Padrino López

El verdadero hombre nuevo es el Guardia Nacional. Fedosy Santaella

El honor no se divisa… lo que se ve son choros uniformados. Jorge Sayegh

Ni el Ejército, la Armada y la Aviación han hecho algo por detener el proceder de la GNB. Su silencio debe registrarse en la historia. Andrés F. Guevara B.

Policías y ladrones. Sin diferenciarse como en el juego infantil, hoy los mismos uniformados jugaron ambos roles a placer. Naky Soto Parra

Al hambre y al hampa (común y administrada); a la corrupción y al narcotráfico; a la desnutrición y a la difteria, se suma la GNB ladrona. Francamente. Jesús Peñalver

¿Alguna diferencia entre la GNB y los colectivos paramilitares? Ibéyise Pacheco

Guardias y policías robando zapatos, morrales, celulares. Así de bajo han caído. Leonardo Padrón

A nadie puede extrañar que la GNB mate, robe, aprese a cualquiera, torture a detenidos y “siembre”, ellos son como sus jefes. Thays Peñalver

La oposición es tan violenta que el Estado ha tenido que matar a sesenta de ellos. Camilo Ernesto Reyes Rodríguez & Mirco Ferri

La reunión de la OEA fue suspendida hasta dentro de doscientos muertos. Yahaira Espadas

¿Cómo puedo saber si soy “Pueblo” o no? Ronald Rivas Casallas

El pueblo no puede ser reducido a su mínima expresión, Fiscal General Luisa Ortega Díaz.

Aristóbulo gordo: la Revolución hace “milagros” Mary Carmen Vieira

Las refinerías de PDVSA están diversificando la producción: alcaloides y sus derivados. Guaritoto Gonzalez

Defendernos del defensor. Claudia González Avendaño

En que mundo vive Tarek William Saab? Pachy Sarmiento-Bull

No sólo es que Chávez ya no vive, sino que muere un poquito más todos los días. Hernán Jabes

Dicen que se oyen cacerolazos de ultratumba. ¿Dónde? En el CDLM. Fernando Nunez-Noda

Bergolio, ¿La política o el vedetismo? Aclárate. Patricia Roncayolo

Te pido 100 prestados, pero aunque tú solo me entregas 3, yo te prometo pagarte tus 100 completos. Nelson Matamoros.

Sumar, sumar, sumar… también es el lema de Wall Street para Venezuela. Luis Yslas Prado

En Venezuela los juegos del hambre no son malos sino bonos. Fernando Nunez-Noda

Dear Goldman Sachs thank you for the new supply of tear gas you just helped buy! Enjoy your bonds. Sincerely, the people of Venezuela. Toto Aguerrevere

Sólo dos palabras, camarada: Goldman Sachs. Carlos Caridad Montero

Si usted cree en saqueos, quemar gente, destruir cosas, etc. Usted es parte del problema, no de la solución y un tonto útil al régimen. Iván Niño

Si crees que Maduro es un tipo con limitaciones intelectuales que depende de los cubanos… imagina a los que actúan obedeciendo notas de voz anónimas. Luis Carlos Díaz Vázquez

Maduro dice ser Chavez, Allende, ser judío. Quiere ser TODOS menos él. Que tragedia ser incapaz de perdonar tu irrelevancia. Daniela Tugues Correa

Maduro creará un Festival Mundial del Rock en apoyo a Paul Gillman. ¿Creará también un Festival Mundial de la Cocaína en apoyo a sus sobrinos? Luis Yslas Prado

No sé qué me da más rabia y vergüenza: que lo llamen rockero o que lo llamen venezolano. Graisa Molina

Qué pena me da escuchar a Román Chalbaud decir que lo que quiere la oposición es una guerra civil. Eloi Yagüe Jarque

Uno de los casos de degradación moral, de descomposición personal y política más irritantes de estos años lo constituye Román Chalbaud. No encuentro para él otro calificativo que se le ajuste como guante a la mano que el de “rata”. Teodoro Petkoff, citado por Júlio de Freitas

El horror es su divisa. Gustavo Aleman

Me devolvería demasiado. Marie Claire Kushfe

¿Quién iba a pensar que algo tan barato como la mierda iba a ser nuestra mejor arma? Mariela Vernet

A mí no me cuadra mucho eso de violín contra lacrimógena. Ah, pero mierda sí. Salvador Fleján

No puedo decirle a quien protesta que no haga música, que no se desnude, que no lance mierda, que no baile, que no… Yo no estoy ahí. Él sí. Luis Yslas Prado

Conmueve mucho una gente que hace esto con el sufrimiento. Superficiales un carrizo. Viva Venezuela, que ha respondido a los malandros que gobiernan, a su insolencia y cinismo, de una manera admirable. Sandra Caula

Cómo cambian las cosas… Ahora los opositores somos los defensores de la constitución del difunto, nos falta decir ¡Chávez Vive! Albio Sánchez

Maduro habla de la Constituyente con la Constitución en la mano. Cómo haríamos? Mary Carmen Vieira

Todo en el narco de la constituyente. José Urriola

Mientras tengas vida Belén – recuerda NO CREER JAMÁS EN NINGUNA REVOLUCIÓN BONITA. Belén Orsini

Leopoldo vive Hugo NO. Anónimo

Si Chávez vive ¿Por qué Diosdado no se lanza un video de esos de prueba de vida? Es por una duda que tengo. Iván Niño

Quedó claro que la mujer venezolana es valiente, aguerrida, luchadora y una soberana exhibicionista. Marian Lanz

Hay tipos que le tienen rabia a las mujeres; Otros, miedo. Ibeyise Pacheco

(…) la firma de Chávez son las quemaduras de segundo y tercer grados de los manifestantes, el chavismo tomó un camino sin retorno posible, el horror, la perversión, la crueldad. Andreina Mujica

Una orquesta juvenil que homenajea a un héroe. Unos militares que entrenan para degollar civiles. Si usted no ve la diferencia, púdrase. Jonathan Jakubowicz

Lacrimogenocracia. Guaritoto González

Bonuscrack
Los objetivos de Chávez han sido cumplidos. Claudia González Avendaño

 

 

Recopilación y edición por Guaritoto González

Se dice: ASALTO PARAMILITAR

Los objetivos de Chávez han sido cumplidos. Claudia González Avendaño

Aviso oficial para los pocos amigos chavistas que aún me siguen: Chávez no vive un coño de madre. Está ardiendo en el infierno. Claudia Domingo

Venezuela: dos vicefiscales, pero leche no hay. Celalba Rivera Colomina

72% de los jóvenes venezolanos entre 18 y 21 años [NO SON BACHILLERES] Kiki Pertiñez Heidenreich

No se dice: hechos violentos. Se dice: ASALTO PARAMILITAR. Marcel Rasquin

“Lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas”. Nicolás. Por ejemplo, la Asamblea Nacional. El Rafa León

Ni la soberanía popular ni la investidura de los diputados se borran con exhibición de violencia nazi del régimen. Al contrario, se subrayan. Collette Capriles

Y Luisa Ortega cierra su discurso con un frase del presidente Chávez. Hay que ser una parranda de pendejos en verdad. Cesar Oropeza

Luisa aunque se vista de seda, chavista se queda. Gustavo Alemán

Afín de cuentas Carreño es el mejor portavoz del chavismo, porque representa la barbarie, la deshonra y la más idiota incompetencia..!! Javier Rojas

Exigir al Defensor del Pueblo que cumpla con su obligación no es una ingenuidad, es subirle el costo a su miserable actitud. Juan Manuel Raffalli

En la Venezuela de Maduro y el PSUV los estudiantes van presos y los delincuentes son condecorados. No haber acabado con la educación les da mucha arrechera. Marie Claire Kushfe

No más militares. Clara Machado

¿En serio? ¿El tal Oscar Pérez no solo no es un monigote, sino que ahora resulta que va a ser instrumental en la caída de la dictadura? Nelson Matamoros

¿Qué será de la vida del coronel Macario? Joaquin Ortega

¿Que parte de que esto es una guerra a muerte no han entendió la gente de la MUD? Aqui no hay ni va a haber piedad ni derechos humanos que valgan por parte del Estado. Cesar Cordido

¡Que no es una guerra, coño, que son los malandros castrofarcnarcomiltares asesinando venezolanos! ¡A ver si se enteran de una puta vez! Juan Carlos Chirinos

Mí suegra francesa, me pregunta impresionada y preocupada por qué la comunidad internacional no termina de intervenir!? Yo le respondo que por la plata baila el mono… Esta guerra es de los venezolanos. Daniela Aldrey

El Plebiscito si no está bien hecho y respaldado, será como salir a firmar un papel toilette. Julio Alonso

La ONU aparece cuando lo que queda es un tizón. Martín A Guzmán

Bonuscrack
No hables porque no estabas ahí.
No hables porque no tienes derecho.
No hables porque serás censurado, señalado y sentenciado.
No hables porque los que podemos hablar somos nosotros.
No hables porque no importa lo que digas no estaremos de acuerdo.
No hables porque no es correcto, te lo decimos nosotros, los correctos, que sabemos de eso más que nadie.
No hables, es por tu bien, te lo prohibimos en nombre de la libertad. José Urriola

Recopilación y edición por Guaritoto González

Soy joven y no estoy de acuerdo

Por Enrique Peña
Foto: Adriana García

Miren esas caras.

Miren los estudiantes “rodilla en tierra”.

Miren las armas que tienen los guardias. El fusil, los rolos, las bombas…

Miren los rodilleras, los petos, los cascos, las máscaras, los protectores.

Miren las caras de las dos únicas personas que se pueden identificar: la de franela blanca que posee una mirada de miedo, de súplica, de desesperanza, y  la otra chica,  con cara de impresión, de extrañeza, de sorpresa.

Calculen la hora del día, porque fue de día.

Calculen la edad porque son muy jóvenes. Estudiantes unos. Trabajadores otros.

Calculen la fortaleza que hay que tener para, sin nada, enfrentarse a los que tienen todo para doblegar al que se le ponga por delante.

Calculen que en la foto hay apenas unos 10 personajes sometidos. Imagínense la cara de sus padres. Imagínense la cara de sus amigos. Imagínense el terror vivido por estar presos durante varios días. Imagínense todo lo que pasó por la cabeza de estos muchachos.

Piense entonces, por un instante, que mientras ellos están hoy fuera de prisión gracias a la benevolencia de una juez civil, pasaron por todo lo que pasaron por apenas expresar que no estaban de acuerdo. “Somos jóvenes y no estamos de acuerdo”.

¿Se lo imaginó?

Ahora usted, el que está leyendo, colóquese frente al espejo y diga: Soy joven y no estoy de acuerdo.
Aquí en Venezuela, eso al parecer es delito.

22 estudiantes de Maracay no tuvieron la misma “suerte”. En vez de ser evaluados por un juez civil fueron juzgados pour un juez militar, desde ayer están recluidos en cárceles habiendo dicho sólo la misma frase que usted, que los otros diez jóvenes de la imagen:

Soy joven y no estoy de acuerdo.

Ah y vivo en Venezuela.

No se le olvide de decir esto último: Vivo en Venezuela

En Infovnzla leemos, seleccionamos, traducimos y publicamos artículos sobre Venezuela que circulan a diario en los distintos medios del mundo para poner así a disposición gratuita material previamente revisado y de actualidad en varios idiomas.